jueves, 25 de enero de 2007

El "home run" de la identidad

Como todas las mañanas, estoy limpiando mi cuarto. Como todas las mañanas, la vegija me juega una mala pasada y debo bajar al baño. Es un fastidio: tengo que sacarme el pañuelo de la cara, bajar al primer piso... En fin. Sin embargo, esta vez algo me anima el viaje. Cuando paso frente al televisor de la cocina veo algo simpático: la defensora del pueblo está en televisión diciendo que si alguno de nosotros tiene alguna queja contra alguna institución o si lo han tratado mal, que llame al cero ochocientos nosecuantitos nosecuantitos, que gustosos lo atenderemos. Y como yo desde hace un tiempo le tengo hambre  a una empresa de cable por aquí ---cuyo nombre ni siquiera tendré necesidad de mencionar, ya lo verán---, no lo dudé ni un instante: apunté el teléfonito y llamé hecho una huaraca. Ejem, lo que vulgarmente se entiende por paciencia(1) no es una de mis virtudes, digamos.
 
---¿Aló? ---me contesta una chica.
 
Nada de "Buenos días, Defensoría del Pueblo" ni de "Bienvenido a..." ni "Mi nombre es Fulanita". Nada que ver. El asunto me sorprende, sí, pero la chica parecía joven y tenía una voz muy bonita, así que eso me quitó rápidamente el mal sabor de boca.
 
---Hola. ¿Cómo estás? Mira, tengo una consulta que no sé a quién hacer. Espero que ustedes puedan ayudarme.
---Sí, señor. ¿De qué se trata?
---En mi casa hemos contratado el cable de la empresa Equis. Sin embargo, a veces yo estoy viendo un canal, digamos Discovery Channel, Fox Sports, no sé; la cosa es que estoy viendo alguno de esos canales y, de pronto, a la hora de los comerciales, la empresa Equis se cuelga de la señal y comienza a pasar publicidad nacional, casi siempre publicidad de alguna de sus empresas: que la de celulares, que la de telefonía fija... Quiero saber a quién puedo preguntarle si eso es legal.
---Ehhh... bueno, señor, en realidad, sí es legal. Sí pueden hacer eso.
 
¡¿Qué cosa?! Algo debía de andar mal.
 
---Ehhh... ¿estás segura de que es legal? ---repliqué con amabilidad, en serio---. Porque, fíjate: en primer lugar, yo estoy pagando por el cable. O sea: esta gente no se sostiene por la publicidad que recibe, sino por la tarifa que estoy pagando. Además, yo estoy pagando para ver esos programas, y no la publicidad de la empresa Equis. Por otro lado, entenderás que a veces, por una lógica falta de sincronía, para cuando la empresa Equis termina sus propagandas, ya hace rato que ha comenzado el programa que uno estaba viendo. Eso mortifica. Finalmente, también ocurre que en Discovery están anunciando un programa que me parece interesante y digo: "Mira, esto se ve interesante; a ver, ¿a qué hora lo darán?", y ¡zas!, justo cuando iban a decir el horario me ponen la propaganda de que aproveche no sé qué promoción de tarjetas prepago Equis y ¡pum!, me malogran el asunto.
---Bueno, señor, los horarios de los programas usted los tiene en la revista del cable...
 
Hmm... esta chica no ha entendido nada.
 
---Sí, pero...
---En realidad, señor, creo que el tema es legal ---mi interlocutora intenta zanjar la cuestión.
---Crees...
---...
---Oquéi, dime, ¿sabes a quién podría consultarle ese asunto?
---Hmmm... tal vez a Indecopi, señor.(2)
---Ajá. ¿Y serías tan amable, por favor, de darme el teléfono? ---pregunté con la mejor de mis sonrisas.
 
Juro que estaba de buen humor y que lo pregunté de buen ánimo. Pero creo que mi interlocutora no lo entendió así.
 
---¿Perdón, señor?
---Que si por casualidad tienes el teléfono ahí, y si me lo podrías dar.
---Un momentito.
 
Ahí ya noté que los ánimos se caldeaban un poco. ¿O habrá sido mi impresión?
 
---Señor, Indecopi tiene una línea gratuita que es cero ochocientos...
---Espera, dame un minuto para anotarlo.
 
Fui por papel y lápiz. Disculpen que hasta este grado de detalle llegue en el relato, pero supongo que incluso esos tres segundos que la hice esperar contribuyeron a la actitud que la chica tomó después. ¿Qué acaso es una afrenta hacer esperar a alguien un par de segundos mientras vamos por papel y lápiz?
 
---Listo. Dime el número, por favor.
 
Notaron el "por favor", ¿verdad? 
 
---Cero ochocientos... ---me dio el número.
---Listo, oquéi, has sido muy amable, muchas gracias.
---¿Cuál es su nombre, señor?
 
¿Perdón? ¿Había oído bien?
 
---¿Cómo?
---Su nombre, por favor, señor.
 
Bueno, aquí viene una salvedad. Los que me conocen personalmente o me han oído por teléfono saben que soy bien risueño, y que me río de todo. Pero cuando eso sucede no es que me esté burlando. Tampoco que esté siendo sarcástico. No. Yo me divierto, simplemente, y le busco el lado gracioso a las cosas. Me río contigo y no de ti. Cuando la chica me preguntó mi nombre el asunto me puso algo nervioso y me pareció divertido. Por eso aquí también sonreí.
 
---Je, je... Mi nombre... Oquéi, me llamo Enrique.
---Enrique... ---el tono que usó dejaba notar que esperaba que yo continuara.
---¿Mi apellido también? ---Ya me comenzaba a sonar raro que me pidieran mi apellido.
---Sí, señor.
---Enrique G... ---se lo dí.
---G... ¿Qué más?
 
¿Había oído bien?
 
---¿Mi otro apellido también?
---Sí, señor.
 
El hecho no dejó de causarme gracia, ya les digo.
 
---¡Ja, ja, ja! 'Tá bien. ---Y también se lo di.
---¿Su documento nacional de identidad, señor?
 
¿Quéeee?
 
---¿El DNI también? ¡Ja, ja, ja!
 
Entonces creo que algún cable se le soltó a la chica de la linda voz... y la poca paciencia.
 
---Disculpe, señor, ¿de qué se ríe?
---No, de nada. Mira, dos, cinco, ocho... ---se lo di.
---Gracias, señor.
---Je, je... ---yo todavía seguía de buen humor.
---¿De qué se ríe, señor? ¿Se puede saber de qué se ríe?
 
¿Cómo?
 
---No, de nada ---dije un poco extrañado.
---Es un servicio gratuito de atención al cliente, señor ---contestó ya molesta mi interlocutora---. En los servicios gratuitos de atención al cliente se registran las llamadas.
---Está bien, está bien. Mira, tranquilita: yo no me estoy burlando de ti. No me estoy burlando. Es solo que me parece curioso, nada más. No malinterpretes mi risa.
---...
---¿Aló?
---Muy bien, señor. Gracias por llamar a...
 
Ah, no,  esto no se quedaba así.
 
---¿Y tú cómo te llamas?
---¿Perdón, señor?
 
Por teléfono no se puede mirar a alguien, pero yo les juro que sí la vi arqueando las cejas, ¡ja, ja, ja!
 
---Que tú cómo te llamas. Es un servicio gratuito de atención al cliente. En los servicios gratuitos de atención al cliente los operadores se identifican, cosa que tú no has...
---Soy la doct-to-ra Rocío Fulánez.
---¿Cómo?
---La DOC-TO-RA  Rocío Fulánez.
 
Ese nombre, ese nombre...
 
---Oquéi, muchas gra... ¿Rocío Fulánez? ---recordé repentinamente dónde lo había oído.
---Mmm... sí, señor ---si el recelo mojara, la chica me acababa de empapar.
---¿Tú has trabajado en la Editorial N...? ---"conmigo", iba a añadir... pero me dio miedo, ¿vio?
---NO, señor ---si la aversión mojara...
---Ah, ya, oquéi. Bueno, muchas gracias, hasta luego.
---...
 
Clic.
 
Ay, mi Dios del Cielo: ¿se estará convirtiendo esto en un blog de quejas ante el maltrato de operadores de servicio al cliente? ¡Ja, ja, ja!
 
Fuera de bromas, ¿por qué te molestaste? Bueno, en realidad, eso no me importa ni me quita el sueño, como comprenderás. Yo estoy tranquilo porque sé que no te hice nada malo. Pero lo que sí me preocupa es tu actitud. O sea: te me llenaste de complejos. ¿Tenías que decir que eras la doc-to-ra Rocío Fulánez? ¿Qué no te basta con ser Rocío nada más? ¿Qué me querías demostrar?
 
Querida Rocío: tú y todos los seres humanos del mundo no valemos por el título que tengamos ni por los logros que hayamos alcanzado ni por el sueldo que ganemos (¡gracias a Dios!). Valemos porque tenemos una dignidad impresionante por haber sido modelados a imagen y semejanza de quien creó todo lo que ves ---y lo que no ves---. Nada más en el universo ha sido hecho a imagen y semejanza de Dios: solo tú.
 
Y si creías que eso era ya mucho, te falta lo mejor. Encima de eso vales porque su propio hijo eterno se entregó a la muerte para que tú vivieras. Te salvó la vida dejándose asesinar en tu lugar y por ti. Y aun así no hubiera existido nadie más que tú en la Tierra en toda la historia de la humanidad, igual  el Verbo hubiera venido, se hubiera hecho carne y se hubiera dejado traspasar en una cruz por ti.
 
¿No lo crees? No importa. Igual es verdad.
 
¿Te sentiste mal en un momento al hablar conmigo? ¿Te sentiste tan mal que tuviste que decirme a mí ---y sobre todo recordarte a ti misma--- que no eres menos que un muchachito ---en tu impresión--- burlón que te llamó a media mañana porque eres doc-to-ra? Una pena, doctorita, porque al tratar de aclararme(rarte) tu propia identidad, te has alejado radicalmente de ella.  Has terminado metiendo un home-run...  cuando debiste meter la pelota al arco.
 
 
(1) La definición de paciencia, de hecho, es muy diferente.
(2) En el Perú: Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual. Al final ---acabo de llamar también--- Indecopi no tenía nada que ver con la consulta que yo quería hacer.

53 comentarios:

Zegim dijo...

Así pasa. Una asesora que tengo en la escuela se molesta si le entregas un trabajo en el que le pones el título de Licenciada, porque según ella, la estás rebajando de su grado de Maestría. Lo raro es que a veces, es lo contrario, si pones que es Maestra, te dice que le haces un favor porque es solamente licenciada...
Ni modo, así es a veces de fácil dejarnos llevar por un título.

Rogelio I. Rodriguez dijo...

Hola Enrique... paso a firmar tu blog por dos razones.

1.- Porque me encanta lo que escribes, tienes gracia para esto, de verdad. Por eso me gusta dejarte mi comentario.

2.- Porque quiero invitarte a leer mi novela (ya salio el peine, dirian en mi tierra). Pero no me vayas a mal interpretar tú tambien (como en el caso de la operadora). No quiero que leas todo un manuscrito, no no no... se trata de simplemente la presentación de una novela católica que pretendo publicar a través de ese blog.

Bien, despues de tanto rollo, me despido. Esta es la dirección de la novela:

http://algodeti.wordpress.com

la homiguita lucida dijo...

mmm me puedes dar el numero , para quejarme de la gente que moja en carnavales?

tal ves la doctora me ayuda XD

Kike dijo...

Zegim:

Pues mira tú. Alguien que estuvo en México me contaba que allá era, uf, recontra importante decirle a alguien licenciado, que eso valía muchísimo. Vaya, vaya... en todos lados se cuecen habas.

Saludazos.

Kike dijo...

Rogelio:

Hombre, muchas gracias por tus palabras. Gracias por haber vuelto también. Tus comentarios son rebienvenidos cuando quieras.

Sobre tu novela, te felicito. Le daré una mirada haciendo malabares con el poquito tiempo que tengo, je, je... Pero ahí estaré.

Saludazos.

Kike dijo...

Hormiguita:

¡Ja, ja, ja! ¡Yo estaba a punto de hacer lo mismo! Cualquier día de estos salgo con mis pancartas a voltear volkswagens y a romper cajeros para protestar por esa vaina. Habla, ¿te sumas?

Anónimo dijo...

Si que eres bravo Enrique....pero es la verdad en muchas empresas e institucines la atencion al cliente....esta por los suelos....y de nosotros como consumidores depende que eso cambie.
Saludos Virginia

Kike dijo...

¡Hey! ¿Qué es eso de "bravo"? ¡Si yo la traté bien! ¡Palabra, en verdacito, por la Sarita!

Y eso de la atención al cliente: sí, claro, en muchas instituciones y empresas... justo justo ahorita se me viene a la mente una que empieza con R, pero "de cuyo nombre no quiero acordarme", je, je...

Carina dijo...

Que terrible... eso del cable..aunque siempre es asi....claro q en mi casa no ocurre, es decir igual dan propagandas,pero nunca interrumpen una buena transmicion, igual te entiendo..veo que eres una persona bastante persistente y que no olvida facilmente.,.....como para que tengas el valor de llamar para quejarte..,mmm ..en fin

igual entrete...jajaa

Arleqino dijo...

ey, esto está listo para ser publicado en papel.

un gusto pasar por aquí.

saludos.

Marta Salazar dijo...

ja ja ja, me recuerda a lo que viví hoy al mediodía con la Telekom alemana, llamada Teuerkom!

Nadie que venga a Alemania puede pedir un tel. de la teuerkom, no, por favor, se arrepentirán, es lo peor que hay.

Después les cuento de mi llamada telefónica!!!

Y... llamaste al instito ese?

Gracias x tu estupendo comentario en mi columna de este mes en el diario (de esta quincena, porque, desde ahora en adelante, comienzo a escribir cada 15 días!, por favor, haz clic en mi propaganda de Google, a ver si puedo pagar a una sra. que me ayude con la casa...) http://blogs.lasegunda.com/zona_opinion/archives/2007/01/corrupcion_riqu.asp#more

lo acabo de poner como corolario de un artículo que escribí en mi blog de Alemania, acerca del caso Siemens...

Un abrazo fuerte Kike! Qué bien escribes!

Marta Salazar dijo...

quise decir Instituto y no instito, sorry!

Ah! La frase de Kike (para el bronce) es "que la generación de valor (riqueza) hoy en día no solo no puede estar reñida con la transparencia y la ética, sino que las necesita"...

Bien, no? Muy bien!

Kike dijo...

Mariposa:

Persistente, je, je... Sí, esa es la idea.

¿Y eso de "entrete"? No la entendí... felizmente que los monguitos también podemos entrar al Cielo, ¡ja, ja, ja! (lo digo por mí).

Kike dijo...

Arlequino:

Por un momento pensé que eras una persona que conocía, que tranquilamente podría usar ese nick, je, je... Y, para colmo, conoces a Chechita, así que me dije: "¡Vaya!, ¿podrá haber tanta coincidencia en estos mundos de Dios?". Pero veo que usted es un arlequin(o) distinto.

Saludazos, un gusto que para usted sea un gusto. Vuelva cuando quiera.

Kike dijo...

Marta:

Espero ansioso tu crónica sobre la llamadita aquella... no sé por qué se me hace que será de campeonato, ¡ja, ja, ja!

Hey, y sobre el comentario que dejé en tu columna, ¡tranquila! ¡Ja, ja, ja! Bueno fuera que el comentario haya sido una idea original mía; au contraire, es una constatación y una afirmación (felizmente) cada vez más común en el mundo intelectual de las finanzas, según me cuenta un excelente amigo mío. No hice sino comentarte lo que me comentó.

¡Gracias por el cumplido! Ah, y avísame a ver cómo te ayudo con lo del clic en Google, que no entendí nadita. Puedes explicarme por aquí, cosa que los demás también se enteran.

Atención, gente: Marta es una excelente columnista, por si acaso, ¡eh! Si quieren pensar un poquito más sobre la realidad que nos rodea y no solo pasar por la vida como huevos por agua, denle una leída a todo lo que publica y a sus blogs. Hagan clic en su perfil.

la homiguita lucida dijo...

Yo me sumo ante el maltrato de los globos con agua
traigo mi super pancarta!!!!
dime cuando es la reuna...
ojala ke no nos mojen

Kike dijo...

Listo,Lúcida. Tú vives en La Punta, ¿no? ¡Vamos a hacer escándalo primero al tío Duharte! ¡Ja, ja, ja! ¿Se molestará porque no es mi distrito?

Nah, fuera de bromas, en la noche mando una carta a Perú.21.

tizia dijo...

Kike primero agradecerte tu visita a mi blog. Me encantaron tus comentarios.
Yo cuando escucho que alguien dice la palabra Licenciado, pues inmediatamente con el perdón de los licenciados me acuerdo del Chavo del Ocho.
Al igual que tú soy una persona sonriente y sé como eso desconcierta a las personas "serias", que no saben como responder a una sonrisa.
Cariños y seguiré visitándote

Imberbe_Muchacho dijo...

una vez me paso esto (en serio)
llame igual a una linea gratuita y cuando me pidieron el nombre no se los quize dar "Señorita estoy pidiendo un dato publico, no tengo que darle mi nombre"
"Señor porfavor tiene que darmelo es parte del procedimiento!
"ok, si quieres anotar quien llamo, pon que te llamo el imberbe_muchacho"
"Señor ¿usted escribe en un blog?"
"???"
y colgue

oe kike deja de renegar!!! o sino molestala a la señorita, total

Anónimo dijo...

Jajajajajajajajajajajaja.....no he parado de reirme....entonces tu eres el que llama las lineas gratuitas.....para fastidiar....jajajajaj...mejor dicho ya estas identificado...en todos los 0800.....Ya vez Kike eres "BRAVO"......Saludos Virginia

Kike dijo...

Tizia:

¡Gracias por tu visita! Sí, pues, a veces cuando uno sonríe, los seriecitos no saben cómo reaccionar. Y cuando uno pone su cara de maraca de brujo, los risueños tampoco saben cómo reaccionar. ¿Será mejor andar con cara de póker todo el tiempo? ¡Ja, ja, ja!

No, no. Estoy bromeando. Es muchísimo mejor, pienso, andar con una sonrisa todo el tiempo.

Bienvenida si quieres volver: serás siempre bien tratada. Y para Principito hay limonada y galletitas.

Kike dijo...

Imberbe:

¡Noooo te puedo creer! ¿Dendeveras te pasó eso? ¡Ja, ja, ja! ¡Qué buiiiiina!

Hombre, ponlo en tu blog. Ah, no, mejor no lo pongas: luego la gente dirá cosas como que "Oye, yo no sabía que Truly (o Jen Frulita o Petite Amie) trabajaba en una 'línea gratuita' ", je, je...

Oye, ¿y qué es eso de llamarme renegón? ¿Qué te has creído? Prepárate a morir. ¿Renegón yo?

Kike dijo...

Virginia:

No entiendo cómo recién te dio risa. ¿Serás de las que solo entiende el chiste cuando lo lee por segunda vez?, ¡ja, ja, ja!

¿O será que recién ahora te detuviste a leer el post? ¡Ajá, te descubrí! ¡Jo, jo!

Tranquila, que no he llamado a toooodos los cero ochocientos... todavía me faltan algunos.

Anónimo dijo...

No es que recien me dio risa Kike, es que recien ayer volvi a entrar a la pagina y es cuando leo tu imberbe muchacho....y ya hize mis averiguaciones esta en la lista de los indeseables de los 0800.....jajajajajaja......Saludos Virginia

NeoNativa dijo...

ufff, estas cosas suelen suceder muy seguido......Aveces fastidian otras dan risa, depende del animo personal....
Me diverti mucho con tu relato, besos!

ROx dijo...

Se me acabó la paciencia sólo con que me lo contaras. Qué impotencia!.
Saludos

Kike dijo...

Virginia:

¡Tranquila! Yo no soy Imberbe_muchacho. Imberbe es otro pata ('tipo, sujeto'), a quien no me atrevo a desatar la correa de las sandalias... (pero no diré si por humildad o por una cuestión de higiene, je, je...).

Kike dijo...

Neonativa:

Qué bueno que te hayas divertido. Yo también me divertí mucho cuando me ocurrió, no creas, je, je...

Un gustazo tenerte de vuelta. Vuelve cuando vuelvas, digo, cuando quieras.

Kike dijo...

ROx:

Oye, no entendí: ¿se te acabó la paciencia por leer mi blog? ¡Hombre, no sabía que tan mal estábamos! ¡Ja, ja, ja!

Bienvenida y vuelve cuando quieras, que hay limonada y galletitas.

DäNg€®rOu§ WOMän dijo...

Ohh mira tu... si hay muchísima gente que cree que por un título puede llegar a ser más que uno, o tener mas derecho sobre los demás, pasa pasa y sobre todo por estos lares.

Retomando el tema inicial, lo de la empresa de cable que mencionaste sii es rejodido nunca hubiese pensado en quejarme porque si que es molestoso, mas bien si encuentras el número me avisas asi hacemos llamadas masivas! o nos vamos con las pancartas y cadenas (ya tu sabes jeje), no sea ingrato compa! espero que este todo bien por alla, ya estamos en contact que le tengo algunas notinuevas...

La licenciada
Dényerus

the petite amie dijo...

en el nido donde trabajo habia una profesora que ya se alucinaba lo maximo porque es titulada ,esta bien ya acabo su carrera ,tendra mas experiencia y si ,si era buena profesora ,pero bien atorrante y tenia aires de grandeza y en muchas oportunidades trataba muy mal a las auxiliares

como me llega la gente q es asi


salu2

Carina dijo...

ENTRETE....ENTRETENIDO...perdon se me cae la jerga chilena!...

milanta dijo...

Mi estimado Kike, me gustan las historias que compartes y el significado y enseñanza que sacas de ellas. Lo que te pasó en el banco es todo un record y tu último relato me deja en claro que la tv por cable es constantemente invadida por esos comercales detestales donde los del tipo "llama ahora llama ya" me tienen 'podrido' jeje. Y cuidado con la identidad que no es cosa de niños ;)

Kike dijo...

Licenciada Dényerus:

Ya, habla, tú dirás: ¿cuándo salimos con las pancartas? ¡Vamos a voltear volkswagens y romper cajeros! Por ahí hay una jovencita que quiere sumarse (lee los comentarios anteriores).

¡Ja, ja, ja! Bueno, ya, mucho floro. Dale, que por privado chismoseamos.

Kike dijo...

Petite:

Hombre, pues no sabía que un nido ('jardín de infantes') era un nido de envidias, odios, desenfreno, violencia y corrupción... ¡ja, ja, ja!

No, mentira, estoy bromeando. Normalmente la gente que se cree más que uno tiene el mismo problema que la gente que se cree menos: no se han mirado bien. Lo del home run, ¿vio?

Saludazos.

Kike dijo...

Mariposa:

¡Ja, ja, ja! No te preocupes, se comprende, se comprende. ¡Gracias por venir a aclararlo, más bien!

Justo un amigo mío acaba de regresar de Chile, donde estuvo una semana. Estuvo en Viña, en la UAI. Y luego me enseñó fotos de Santiago... bueno, era un folleto del edificio que van a construir, ese que será el más alto. No sabía que Santiago era tan bonita, con la cordillera de un lado, y el mar del otro. Muy bonito.

Kike dijo...

Milanta:

¡Hombre, qué gusto que te guste lo que ponemos por aquí! Y, sobre todo, qué gusto que repares en lo que sigue después del "fuera de bromas", que esa es la idea (¿han visto qué tal jalón de orejas para todos?).

Sobre lo de los comerciales... sí, pues, habrá que tener paciencia, je, je... Aunque, ahora que lo pienso, no tanto. Me dijeron en Osiptel que se puede mandar una carta a Cab... ejem, a la empresa Equis, con copia a Osiptel. Los que quieran hacerlo, envíenme un mail por privado y les doy detalles.

Un abrazo.

Imberbe_Muchacho dijo...

Kike, nadie se deberia atrever a desatar la correa de mis sandalias, pero basicamente por cuestiones higienicas... tranquilos! que me echo talco a diario

la homiguita lucida dijo...

mi estimado kike, dile a tu amigo ke vio a la chica con la corona, ke era yo, y ke no taba loca, sino ke me lo habian puesto mi hermano y no me habia dado cuenta.
siempre traigo los lentes en mi cabeza y pense ke eso era lo ke tenia en la cabeza...

Gigi dijo...

jajajajaja, q suerte tienes para las llamaditas. Yo tengo que aguantar en lo mejor del baño de mi cachorrito o en plena lactada la interrupción del teléfono (e insistente todavía..!!)para que una "señorita" me ilumine con la buena nueva que soy "seleccionada" para la beca tal, o "beneficiada" con la nueva tarjeta visamastercarddinners o para ofrecerme por enésima vez internet (y según dice llama de la TELEFONICA )cuando en mi recibo de teléfono FIGURA EL SERVICIO DE INTERNET QUE PAGO!!!)
Caraxo... por lo menos deberían actualizar la base de datos antigua que compran en Compuplaza no?

Anónimo dijo...

Lo de los titulos y las personas......realmente ser un buen profesional solo depende de cada uno...yo conosco a un chico que ha estudiado en la de Lima y tiene especialidad en Esan...y toda la cosas....y realmente no ata ni desata.....como profesional....aparte de mirar por encima a todos....realmente es un mediocre que pena me dio en ciertas oportunidades,bueno creo q si sale al mundo...por que trabaja en la compañia de su papá.... no la hace...nica.....asi mismo....siempre encontraremos personas....que sean muy buenos profesionales....asi como malos....y eso de buenos y malos tambien como personas.....pero lo que nunca hay que olvidar....es que siempre hay que ser HUMILDES y ayudar a las personas que se nos cruzan en el camino....por que uno nunca sabe cuando podemos nesecitar algo......la vida da muchas vueltas.Saludos Virgina

Anónimo dijo...

Que decirte mi hermano,... que importante es siempre saber quienes somos, ahi esta la clave de nuestra felicidad, solo asì sabremos que hacer con nuestras vidas. Un abrazo. El Doctor (jaja)

Kike dijo...

Imberbe:

Se lo diré a todos los que pueda ;-)

Kike dijo...

Mi estimada Hormiguita:

Se lo diré, se lo diré... Pero creo que es demasiado tarde: la impresión de que estabas loca no se la quita nadie, je, je... Hagamos algo: veré si puedo convencerlo de que no estabas loca, sino de que eras la reina del barrio.

Kike dijo...

Gigi:

¡Ja, ja, ja! Me has hecho acordar, fíjate: te contaré otro drama de la (mi) vida real. Juro que fue en serio.

¡Ring! ¡Ring!

---¿Aló? ---contesto inocente.
---Aló, buenas tardes, señor. Lo llamamos porque se ha hecho usted acreedor a una beca doble de estudios en nuestro instituto Mi Cocherita.

Kike piensa un segundo: el trabajo está aburrido... ¡vamos a divertirnos de lo lindo!

---¡¿En serio?! ¡¿Hablas realmente en serio?!

Y luego Kike se voltea a sus demás compañeros de escritorio y, la boca bien pegadita al auricular, grita a todo pulmón:

---¡¡Muchachos, adivinen qué: me gané una beca doble de estudios!! ¡Me la gané! ¡Oh, no puedo creerlo!

¡Ja, ja, ja! Adivino la reacción de perplejidad de la pobre chica.

---Sí, señor ---contesta seguramente emocionada---. Se ha ganado la beca doble. Para poder hacerla efectiva debe acercarse a nuestro instituto Mi Cocherita y abonar una cuota por materiales, una cuota de cien soles.

Para que el personal se dé una idea, cien soles son como treinta dólares. ¡Sí, claro: corriendo voy a pagar!

---Ehhh... espérate un momentito ---puse la mejor voz de interesado que tenía, ¡ja, ja, ja!---. Dime, ¿por qué debo abonar un costo si se trata de una beca?
---¿Perdón, señor?
---Sí, mira: por definición, una beca es una ayuda gratuita para financiar los estudios: otros me financian los estudios. Tú me pides que pague para reclamar mi beca. No tiene sentido.
---Eh, señor...
---Además, ¿cómo es una beca doble? Me has dejado curioso.
---Una beca doble es para estudiar dos carreras, señor.
---¡Dos carreras en tu instituto! ¿Hablas en serio?
---Sí, señor.
---Pero, caramba, no sé cómo hacer: yo solo tengo una cabeza, y aparentemente tengo que tener dos. ¿Y si tuviera dos, ¿a cuál de mis cabezas le darían primero la beca?

¡Ja, ja, ja! Tuve que colgar porque ya una compañera de escritorio comenzó a sentir remordimientos: "Ya, déjala. No gastes el teléfono de la empresa en bobadas".

Sí, pues, el emporio de Compuplaza: es la CIA o el Scotland Yard del Perú. Fácil que hasta tienen el mail de tu cachorrito.

Kike dijo...

Virginia:

Usted lo ha dicho.

Kike dijo...

Salud, Doctor:

¿Serás quién creo que eres? ¡Ja, ja, ja!

Y has dicho bien sobre lo de la identidad: ¡por fin alguien que entiende por qué escribí el post!

:-)

Gigi dijo...

jajajjaaj. Buena historia.
A veces te agarran de buen humor y hasta le sigues la corriente. Yo también hacía eso en el trabajo (no se como michi se conseguían el numero de mi chamba ¿?) y loreaba un rato con la chica.
Pero a veces...grr sobre todo cuando piden con el naranjo con su voz melosa tipo vedette en oferta y cuando pregunto de parte de quien, se hacen las diforzadas(como decía mi abuelita)y te sueltan que es un asunto del banco. Ahi si que se me sale el llonja jajajajaja y ta ta ta taaaaaa les cae su cuadrada. jajajaja.

Saludotes

Kike dijo...

¡Ja, ja, ja! ¡Gigi es brava!

Marta Salazar dijo...

Gracias Kike, no merezco los halagos!

Ya, hoy jueves escribí (blogs de Historias) el cuento de la Telekom de la semana pasada.

No sé por qué no se puede entrar a mi blog o, al menos yo no puedo.

Pero tal vez más tardecito... 100% real!

1 abrazo a todos los amigos de Kike que también lo son míos!!!

Kike dijo...

Los merece, los merece. Así que no se me oponga y acepte nomás :-)

Un abrazo.

Carmen dijo...

Para la próxima llama directamente a la empresa que esta dando un mal servicio y amenazalos con mandar tu carta al comercio...A ellos les asusta el escandalo.
Y en cuanto a lo del valor del ser humano...mira yo pienso que en cuanto a dignidad todos valemos igual todos somos valiosos, pero los logros si importan...una persona que se ha quemado las pestañas estudiando en vez de quedarse durmiendo en sus laureles vale mas...pero obviamente esa doctorcita es una atorrante, los que necesitan ponerse etiquetas para sentirse valiosos en realidad no lo son (dime de que te jactas y te diré de que careces)..
Me ha gustado tu blog...Saludos,

Kike dijo...

"Dime de qué te jactas y te diré de qué careces": ¡pero qué buena frase! Y totalmente cierta.

Y, no, tal vez sí se me ocurrió lo de El Comercio, pero el tema es que antes quise averiguar si el asunto era legal o no. Digo, no fuera a ser que enviara mi carta y terminase haciendo un papelón. ¡Ahí sí que agárrate, Catalina!

¿Le gustó el blog, doña Carmen? Hombre, viniendo de usted ---y no es broma--- es un honor.

Salud.