lunes, 22 de enero de 2007

Odisea bancaria 3

Todo pastel que se respete tiene una cereza encima. Todo helado decente tiene un crocante waffer arriba. Todo dry martini bien hecho lleva una o dos cerezas engarzadas en un mondadientes. Son el detallito del asunto.
 
¿Recuerdan que hace un tiempo les conté de mis peripecias con uno o dos bancos limeños, todo por atreverme a pedir un inocente estado de cuenta sobre una coquetísima transacción internacional? En aquella ocasión, un señor para el que trabajo, el honorable señor P., me había transferido cierta cantidad de dinero que (pensé que) nunca recibí. Todo lo que siguió de ahí fue un carnaval espeluznante con situaciones cada una más aterradora que la anterior. Bueno, no diré más para ponerlos en contexto. No sean flojos, pues: lean las primeras entregas, primero aquí y luego aquí.
 
La cosa es que los acontecimientos aquellos tienen ---y no va a ser--- su detallito. Y este humilde posteador ---bien fiel con los lectores del coso en el que escribe--- se anima, claro, a compartir lo que faltaba: la cereza, el waffer o la aceituna, según sea que crean que lo que contaré es algo pequeñito nomás, o algo dulce o algo ácido.
 
Bueno, mucho floro. Sin más preámbulo, los pongo delante del último correo que me envió el buen señor para el que trabajo.
 
Hola Kike

Desde hace dos días estoy tratando de transferirte el dinero por el mes de diciembre. Pero, nuevamente, no contamos con el apoyo del Banco. Por alguna razón que no comprendo, en el último paso de la transacción me sale un aviso que dice haber excedido el límite de la transferencia. Este mensaje no tiene sentido ni por el monto ni por la cantidad que tengo en la cuenta de la cual debe salir el dinero. Como ya no puedo seguir intentando, me disculpo y te comunico que esperaré hasta mi llegada a Lima [...] para entregarte el dinero correspondiente. ¿De acuerdo?
 
¿Será un error en la Matrix?
 
Fuera de bromas, a veces por renegar no dejamos que ocasiones como estas nos den la oportunidad de ejercitarnos en algunas virtudes como la mansedumbre (aguantarte el deseo de partirle la cara a quien te ofendió), la paciencia (aguantarte las ganas de deshacerte en un mar de lágrimas cuando sufres por hacer el bien), el perdón (poner la otra mejilla cuando estás ante alguien que de buenas a primeras cree eres su sparring) y la humildad (no correrle el cuerpo a la verdad sobre tu realidad). ¿Cuántas veces nos dejamos cegar ante el peso del propio orgullo y olvidamos que muchas cosas en la vida son una tremenda oportunidad para crecer y para parecernos más a aquel que dijo "Aprendan de mí [...] y hallarán descanso para sus almas" (cf. Mt 11, 29)?
 
La realidad a veces nos presenta oportunidades así. Bueno, bueno, no son oportunidades tal cual, ¿no? Me refiero a que no necesariamente  han sido planificadas y dispuestas para nosotros como oportunidades. A veces son simplemente cosas que ocurren (aunque tengan cuidado: siempre está el tema de la providencia). Pero si uno es reverente sabrá leer estos acontecimientos y aprovecharlos para crecer en lugar de para destruir.
 
Claro, claro: díganme ahora moralista, pontificador, autoridad autoproclamada. Falso. Si lo estoy poniendo aquí es porque me lo estoy diciendo en primer lugar a mí mismo. A cualquiera que haya leído más de una entrada de mi blog le quedará claro por qué. 

30 comentarios:

Edgard dijo...

El porque de que? Ja ja ja.
Bueno, uno debe aprender de estas "experiencias", uno saca su moraleja de esta saga de 3 episodios: "Nunca vayas a hacer un tramite al banco, a menos que sea un tramite facil" Ja ja ja.
Bueno, Kike, se acerca el fin de mes, estas preparado????
Nos vemos, un abrazo.

Josue dijo...

Por que sera que los peruanos somos adictos a esta llamada 'cultura combi'? Ni el banco de la esquina del mercado se escapa de la informalidad. Y lo que pasa tambien es que somos adictos al castigo, la flagelacion, el masoquismo para poder avanzar.

Y tu crees que los ponjas son diferentes? En todos lados se cuhecen habas. Si no es un nuevo escandalo de corrupcion, es otro asesinato, lo que muestran en las noticias.

Disculpa la falta de ortografia, es la hora y la falta de preactica del espanol.

Imberbe_Muchacho dijo...

oe Kike ese banoc si es una real porqueria, deberias ir a cantarles las canciones de mi nido, esas que te enseñe (derrepente esa gente no ha tenido infancia)
lo de la paciencia, mansedumbre, templaza, castidad, orden sacerdotal y matrimoniop, tan bien, pero practica tambien una virtud que esta desvirtuada en nuestros dias
la ley mosaica ya sabes, ojo por ojo, diente por diente, heridad por herida
ja! es mentira! (pero la cancion infantil, esa si hazla)

ERICA dijo...

hola, Kike. Qué bueno es estar atentos a estos suscesos de los que debemos aprender algo, no? El no darse cuenta de ello, nos torna agresivos. El darse cuenta nos ayuda a crecer.
Un abrazo!

Gi dijo...

Todo Choncholi lleva una buena porcion de panzita al lado!!!

Y para no romper la cadena..
toda madre tiene que estar con su hija al lado..
por lo que no pude terminar de leer el post!!

Pero te agregaré a los favoritos
para no perderte de vista!!!

gracias por pasar por mi blog!
gracias por lo de la lista azul!
y por todo lo demas tambien

Le daré el abrazo a mi Fabianna!!

Zegim dijo...

Por ahí oí una frase que decía algo así como:
"Suerte es que se te presenten las oportunidades, sabiduría es saber aprovecharlas."
Claro que el contexto en que lo aprendí fue en cuanto saber jugar, pero creo que aplica más que eso.

Kike dijo...

Edgard:

¡El porqué de por qué lo escribo aquí, pues! Oye, me estás haciendo quedar mal, ¡eh! ¡Ja, ja, ja!

Y, sí, se viene fin de mes, pero ha habido un cambio: ahora estoy más misio que no sé qué. Alucina que el Chavo del Ocho me presta plata... Con eso te digo todo.

Pero igual, yo estoy disponible para el fin de mes. Tengo hambreeee.

Kike dijo...

Josué:

Jo, "adicto" es una buena palabra, fíjate. Distessss en el blanco (uf, esa "s" sibilante en posición final en la segunda persona del pretérito indefinido del modo indicativo es característico a más no poder de la cultura combi).

Y sí, el banco sigue estando en la esquina del mercado, hermano (para los que no sepan, Josué vivía a dos cuadras de mi casa, así que sabe perfectamente de qué estoy hablando).

¿Así que tienes tus horas en que escribes con buena ortografía? ¡Ja, ja, ja! Nah, fuera de bromas, me halaga que tan tempranito por allá te dieras tus vueltitas por estos pagos.

Kike dijo...

Imberbe:

Tienes razón, ese "banoc" es una porquería. Pero no puedo hacer nada. Hubo una época (y Josué lo sabe) en que le paraban tirando puros coches bomba, ¡justo a la agencia que estaba a la vuelta de mi casa! En esa época pensábamos que era terrorismo; pero ahora, a la vuelta de los últimos acontecimientos... ¡quizá eran otros clientes igual de insatisfechos que yo, ja, ja, ja!

(A ver, a ver, antes de que alguien se me queje: no respaldo el terrorismo ni nada por el estilo, ni tampoco pretendo burlarme de algo que fue un azote terrible para mi país, y lo sigue siendo para tantos países en el mundo. Condeno el terrorismo y sé que no es para bromear con él. Si me animé a bromear aquí es porque en ninguno de dichos atentados ---hasta donde sé--- hubo pérdida de vidas humanas. A los atentados a la agencia del banco que está a la vuelta de mi casa, me refiero).

Kike dijo...

Erica:

Sí, pero el problema es que a veces uno no quiere darse cuenta, ¿vio? ¡Aich...!

Un abrazo también y qué gusto que haya vuelto: muchos prometen, pero de ahí a cumplir... ;-)

Kike dijo...

Gi:

¡Ja, ja, ja! ¿Me creerás que nunca comí choncholí? Sí, sí, ya sé: qué tal hueco en mi formación, ¿no? ¡Ja, ja, ja! La culpa la tiene mi señorita estómago (que más que una señorita es una niñita quejumbrosa y debilucha).

Muchas gracias por agregarme a sus favoritos. Yo hice lo mismo: me agregué también a mí mismo a mis favoritos, ¡ja, ja, ja!. No, mentira: me refiero a que me suscribí al Diario de Gigit Jones.

Para mí es un honor que me haya agregado. Y lo digo en serio. Me encanta cómo escribe. ¡Y me encanta el blog de su hijita! ¡Dígale que siga escribiendo por favor! Muy lindo el blogcito.

Vaya tranquila, que siguen en la lista azul usté, su papá y la sarigüeyita. Más bien, vuelva cuando quiera, que hay limonada y galletitas. Y para Sarigüeyita hay un purecito especial con sabor a... limonada y galletitas, ¡ja, ja, ja!

Kike dijo...

Zegim:

Interesante frase... a ver si me decido a probarla de una vez por todas, ¡ja, ja, ja!

Josue dijo...

Lo de la hora es porque recien llegaba de trabajar, trabajo una semana de dia y otra de noche, y cuando uno no usa el cerebro por largos periodos (como yo en el trabajo) pues se oxida uno.

No me hagas acordar de los choches bomba en el bendito banco. Si te acuerdas, no solo era ese que esta en esa esquina sino el que estaba en la 'otra' esquina. Recuerdo que cada vez que habia apagon en nuestro barrio... PUM algo tenia que explotar.

Y hablando del preterito indefinido, llegaste a memorizar todas esas reglas de gramatica? Yo recuerdo haber tenido clases de lenguaje y linguistica en San Marcos... Claro que nunca llegue a prestale atencion. (?_?)

Checha dijo...

Para mí que el Banco sabe del blog y te está dando de qué escribir...

Me, MyseLf and I dijo...

Habiendo leido tu ultima odisea... y ojeando las previas... como cuasi-economista, puesto me falta por concluir
me es altamente obligatorio, hacer notar que el dinero y las transacciones carecen de moralidad y sentimientos

que conste que no las intenciones, sino las meras transacciones

deseandote la mejor de las suertes en tu desventura y/o aventura financiera

:)

jcasaspe dijo...

"Todo dry martini bien hecho lleva una o dos cerezas engarzadas en un mondadientes".... cerezas?!?!?!

Listo K.... contigo nunca a tomar un trago

PD. mentira...si se q se te fue, porque mas abajo mencionas la aceituna...jejejeje...un abrazo....


y el pollito?!

petite amie dijo...

yo siempre que voy a los bancos reniego ,no me gusta


ya mejor ni hablo q me acuerdo y tambien reniego
jaja


oyee en estos dias te enlazare en mi blog


salu2

ERICA dijo...

Fe de ratas: donde dice "suscesos" debe decir "sucesos" (en qué estaría pensanso...)

Che, Kike, y las galletitas para cuándo?

Kike dijo...

Josué:

¡Ah, el Wiese! Yo decía: "¿Qué banco? ¿Qué banco? ¿De qué otro banco habla?", y me acordé que en la otra esquina hace tieeeeeempo había un Wiese (ya no lo hay más... en realidad, ya no existe ese banco).

¿Y el pretérito indefinido nosequé? ¿De verdad creíste que yo me acordaba de todas esas vainas? ¡Ja, ja, ja! No, cholo. Acuérdate de esa excelente frase: lo que no importa no es saber, sino tener el teléfono del que sabe ;-) Bueno, en este caso no fue ningún teléfono, sino tener la bendición de poseer los libros adecuados para una consulta rápida.

Kike dijo...

Checha:

Entonces, ¿vos creés que deberé cobrarles comisión? Avisá, che, porque estoy perdiendo guita y necesito, ¿vio?

Kike dijo...

Ingrid:

Pues gracias por tratar de reconfortarme, je, je... Y gracias por haberte leído íntegros los tres mamotretos sobre mis (des)venturas bancarias. No sé si carecerán de moralidad; lo único que sé es que deberían estar al servicio del bien común, como toda institución pública.

Saludazos.

Kike dijo...

José:

¡Opa! ¡Pucha vida!Yo que me maté corrigiendo la cuestión y vaya error grueso que se me escapa, ¡ja, ja, ja! Bueno, espero que eso no te desanime de irnos a tomar el vinito con el Ergar (y mi pollo) un día pronto, ¡eh! A fin de mes dijo Dennis. Habla.

(P. S. Se nota que ninguno de mis lectores tiene cultura etílica, ¿no? ¿Será eso bueno o malo? ¡Ja, ja, ja!).

Kike dijo...

Petí:

¡Hombre, qué chiquito me hace sentir! Ya vi que me enlazó. Senquiu, senquiu.

Y los bancos, uf... Eso que no he escrito nada acerca del servicio de atención al cliente de mi empresa de celulares, ¡eh! Puf, si no... ¡Olvídate!

Kike dijo...

Érica:

¡Ja, ja, ja! Traquila, che, no se preocupe por el error. Uf, si viera cuánta gente se asusta de escribirme luego de que se entera de trabajo corrigiendo ortografía... ¡puf! ¡Ja, ja, ja!

Sobre las galletitas, creo haber solucionado el tema. Eso sí, no le cuente a nadie, ¿sí? ;-)

Edgard dijo...

Solo para aclarar las cosas y que nadie que lea es post creo que el "tal Ergar" tiene un monton de plata y que le encanta invitar a los amigos, NOOOOOOO, nada de eso. ¿Todo aclarado? Listo! Por otro lado la invitacion es para el Sr. Kike, pues le debo esa invitacion, si Jose quiere, aya el! porque conmigo no pasa nada, a mi me educaron de una forma... y he sabido respetar esa forma, pero bueno si el quiere a mi no me importa porque yo no quiero nada con el, ¿entendido?
Bueno con respecto al pollo de kike, perdon para aclarar, el pollo a la brasa que se le debe al Sr. kike, sera a fin de mes, eso si, si Dios quiere.
Un abrazo

KARMILA dijo...

Hola Kike¡¡

Otra vez por aqui dando lata jaja oye vaya aventura jajaja, pero porque no hacer los tramites por internet?? Es más facil, no crees¡¡

Besos niñote¡¡

Kike dijo...

Edgard:

¡Hombre, y yo que tenía como treinta personas escribiéndome por privado y rogándome que les diera tu mail! ¡Ja, ja, ja!

Así que a usted lo educaron de una forma, ¿eh? ¡No metamos a Ester Píscore en esto! (los avisados sabrán entender estas palabras). ¡Ja, ja, ja! En fin, coordinemos por privado (no me conviertan el blog en un foro) para ver lo del llopo. Y no te preocupes, que Dios va a querer :-)

Saluti.

Kike dijo...

Karmila:

¡Hola, señorita guapa! ¡Pero cómo va a dar lata usted! ¡Nada!; pase, pase. Está usté de vuelta y es bienvuelta, no se preocupe.

Ah, ¿y que por qué no hice el trámite por Internet? ¡Oh, hubiera sido la solución! Alguien también me lo recomendó por ahí. Lamentablemente, los señoritos del banco solo te dan por Internet los veinte últimos movimientos de tu cuenta. Como había pasado tanto tiempo, dentro de esos veinte últimos movimientos no se podía ver la transacción que yo quería. Eso fue lo primero que me molestó, en realidad: no poder hacerlo por Internet, que es gratis, sino tener que apersonarme (¡ese verbo que se usa aquí en mi país es chistosísimo!) a una oficina del banco, pagar un montón de plata (¡¿por un miserable papel?!: un robo!) y esperar sentado.

En fin, cosas del Orinoco.

"María" Guadalupe. dijo...

: ) Lindo post. Un besotte!

Kike dijo...

¡Este sí que es tu comentario más breve! ¡Ja, ja, ja! Un besotte también.