miércoles, 25 de julio de 2007

De la cochinchina pero agradecido

¡A que no adivinan, a que no adivinan! ¿Se imaginan todo lo que le ha pasado a este humilde posteador en este tiempo que desapareció?
 
¡Nahhh, no se imaginan nada! Porque todo lo que le ocurrió a este humilde posteador ni siquiera él mismo se lo puede creer. En tan solo un par de semanas tenemos computadora nueva, ipod, celular nuevo,* mochila nueva (bueno, deberé decir simplemente "mochila", pues no tenía ninguna).
 
Junto con eso, en tan solo dos semanas este blog cumplió en silencio un pintoresco y tierno año, recibió su visita número diez mil y se dio el lujo de ser totalmente abandonado por su propietario.
 
Pero eso no es todo. En solo dos semanas, también, hubo viaje lejos muy lejos de la patria, muchos paseos ---y perdidas--- por la ciudad de los rascacielos, visitas a amigos no vistos en muuuuucho tiempo, paseos en metro, auto, tren, taxi (intenté en helicóptero, pero no se pudo) y hasta conducción de un Chevrolet Cobalt por una carretera gringa en la que nadie obedecía el límite de velocidad (nosotros tampoco, por cierto, pues mi papá me enseñó que siempre hay que respetar las costumbres del lugar que se visita).
 
Y todo eso sin que este humilde posteador se lo propusiera ni lo intentara. Tan solo de golpe, inesperadamente, como una grata sonrisa del destino.
 
Ejem... dije "destino".
 
¿No van a reaccionar? ¿No dirán nada? Porque lo que yo espero es que me muelan a palos en los comentarios, queridos lectores, por hablar hablado de destino.
 
¿Que por qué? Gente, este es un blog católico, y aquí jamás hablaremos de destino (como no sea en sentido figurado), pues no creemos en él. Aquí se cree que hay una inteligente superior y amorosa que nos quiere a cada uno con un amor formidable, inmenso e infinito (más que todas las mamás del mundo juntas), y que en su gran bondad y sabiduría ordena las cosas para bien de los que ama.
 
Ehh... en este caso, a mí.
 
Porque estoy agradecidísimo, y ese es el punto. Le agradezco muchísimo a Dios su ternura por haber regalado a este infame pecador el regalo de un viaje tan fabuloso, tan cargado de frutos, de tantas cosas buenas y de momentos dulces y tiernos. Estoy agradecidísimo porque todo salió bien, porque en todo noté su mano y su protección, y porque a pesar de yo no merecerlo, me ha dado mucho. Mucho.
 
Pero, claro, como la gracia sobrenatural actúa a través medios naturales, no puedo dejar de agradecer a tantas personas que contribuyeron a hacer de esta aventura algo inolvidable. Así las cosas, agradezco a Cecilia, a María Ysabel, a Ana María, a Aldo, a Violeta, a José Carlo, a Giannina, a Andrea, a Daniel, a Érica (cuyo nombre lleva tilde por más que nunca me haya contestado cada vez que se lo pregunto), a Guadalupe, a Jorge, y un agradecimiento muy especial a Melissa, que me salvó la vida cuando me encontraba flotando en una balsa de náufrago en el aeropuerto internacional de Miami. Bueno, deberé decir, para ser más exactos, que está a punto de salvarme la vida, pues recién lo hará dentro de unas horas, en lo le tome llegar aquí, a este aeropuerto, desde donde escribo estas líneas en mi balsa en medio del mar. Ojalá que Melissa traiga flotadores salvavidas con patitos.
 
Fuera de bromas, este post es sui géneris. Creo que es una de las pocas veces en que se parece más a un diario de viaje que a lo que normalmente es. Pero no me importa, porque cuando el corazón rebosa de agradecimiento y alegría, necesita expresarlo y compartirlo. Y para eso es mi blog, pues el agradecimiento también educa, y mucho.
 
 
* A propósito, aprovecho para decir a todos quienes tengan mi número y hayan intentado llamarme en el último tiempo sin éxito: por fin podré recibir llamadas con normalidad. Denle una probadita si quieren.

29 comentarios:

Raquel dijo...

¡Gloria a Dios!
Pues sí que eres un amado del Señor... disfrutando de esos mundos de Dios, nunca mejor dicho, mientras aqui una servidora presionaba f5 una y otra vez, por si acaso mi sindicador no funcionaba y realmente tú sí habías actualizado.
En fin, que me alegro de que la tardanza haya sido por tan divertidos motivos, espero que hayas descansado lo suficiente y en adelante nos sigas estimulando con estas gafas tuyas, que ayudan a ver la vida desde los ojos de un gracioso agraciado agradecido.
Un saludo!

Raquel dijo...

:o :O! prímer!!!! ahora vendrán varias decenas...

Milanta dijo...

Qué grande es nuestro Señor. Tanta cosas grandes y pequeñas pasamos y vemos que pasan a nuestro entorno por las cuales debemos siempre ser agradecidos. Y también estar atentos a su buen espíritu, a su voluntad, asu plan personal, etc.

Felicitaciones por tu año en la blogosfera. Por tus miles de visitas, aunque yo te gano en visitas jejeje xD

Bueno, yo toco temas de moda a veces y eso hace que lean mi blog personas de muchas partes y de todos los gustos posibles.

Ojalá hayan más blog como el tuyo con contenido y con reflexiones católicas. Siento, por un lado, que se está perdiendo la batalla en la Internet. También siento, por otro lado, que debemos abrirnos a muchos temas, espacios y "gentes" y mirar como Dios miraría. Misericodia, pasión, rectitud, bondad, exigencia,... Ya te imaginas.

Nada más por el momento. Un fuerte abrazo Kike.

Cristian dijo...

Kike:
Que bien me parece esta entrada... tienes una forma de relatar que te engancha hasta el final, me parece muy lúdico. Bendiciones.

Kike dijo...

Raquel:
Gracias por tus lindas palabras: ¡qué conmovedoras! Y lo digo en serio, eh: en verdad me conmovió saber que presionabas F5 con esperanzas... Gracias por pasar por aquí siempre, y por lo último que dijiste, que revela que hay quienes entienden de qué se trata el negocio de este blog, ¡ja, ja, ja!

Más bien lo que no entendí es tu segundo comentario. ¿Me explicas?

Anónimo dijo...

MUCHISISISISISISISIMAS FELCICITACIONES...!!!!!!por este primer aniversario, sigue asi....escribiendo tan bonito, tan entretenido, dandonos en cada uno de tus temas, el mensaje de.. gracias a quien estamos aqui, porque.., y como encontrar, su amor en cada cosa simple de la vida. Que Nuestro Se�or te siga colmado de muchas mas bendiciones.....
Voti

Edgard dijo...

Caramba, caramba.... solo te queda decir... ¿Cómo pagaré al Señor todo el bien que me ha hecho? Sal 115, te puedo dar algunas ideas, es cuestion de cruzar unos mails y coordinar.
Espero que tambien seas como el Señor de bueno para con el projimo... como yo, jajajaja. Mentira, hermanito, muchas felicidades.
Un abrazo y que Dios te siga bendiciendo.

PD: La proxima que digas "destino", te rev.... jajajajaja.

Marta Salazar dijo...

tienes iPod!!!???

guau! queremos foto!

Érica, escrito en castellano es palabra esdrújula, y todas las palabras esdrújulas (tal como brújula o escuálido, por ej.), llevan lo que en el colegio llamábamos "acento pintado" y que nunca he sabido cómo se llama de verdad.

destino, destino... destinon ciego, "La fuerza del destino" como la ópera de Verdi, je je, eso no existe, existe la Providencia.

Pero, se puede hablar de destino en sentido... común y corriente, en lenguaje común. Por ej., decir que es mi destino planchar o bien, hacer un determinado viaje, como tú.

No tengo problemas en usar un lenguaje común, si se entiende bien y para que se entienda bien lo que quiero decir.

Pienso que ese determinismo que lleva a muchos a creer que todo está predeterminado y que no se puede cambiar nada, eso es una renuncia a la libertad y, en el fondo es, una flojera o pereza de no querer esforzarse,

es, en el fondo, lo que se dice comúnmente con otras palabras, del tipo: soy así, o bien "mi marido es así" o "los hombres son así";

no! tanto yo como "mi marido" y "los hombres" pueden cambiar, je je

Lo del destino es una renuncia anticipada al intento de mejorar y de cambiar al mundo, pienso yo,

un saludo Kike!

Miky dijo...

En cuanto al "destino" ya no es necesario molerte a palos, tú solo te diste cuenta. Más bien, ya que estás de turista, yo solo pido un llavero (nada más). Saludos y aprovecha el tiempo, que chévere.
Pd. Deja de infringir las leyes, jaja

Lula Castro dijo...

Que suaveeeee..

te fuiste de vacaciones y no me llevasteee... jeje

unas fotitos o algo asi? por fa siii??
fotos! fotos! jaja (mm...me recuerda algo) jeje

bye :)

Kike dijo...

Milanta:
¡Claro! ¡Cómo no me vas a ganar en visitas, si tú mencionas a Shakira y a Paulina Rubio en tu blog, hombre... ¡así cualquiera! ¡Ja, ja, ja! Pero tú ya ves qué pasó: el otro día mencioné apenas a una linda narradora de noticias y casi me clavan. Así es la vida.

Nah, fuera de bromas, gracias por el saludo, tus palabras y el abrazo. No perdamos la batalla en Internet: ganémosla.

Kike dijo...

Padre Cristian:
¡Gracias por eso! Qué bueno que te parezcan atractivas las entradas de este blog. A ver si me ayudas a hacerle promoción ;-)

Saludazos.

Kike dijo...

Voti:
Soy yo quien tiene que agradecer, y mucho :-)

Qué bueno que te guste el blog, y que seas hincha, ¡ja, ja, ja!

Un abrazo fuerte fuerte fuerte. Saludos a la tribu.

Kike dijo...

Edgard:
¿Crucemos unos mails? Mejor un pollito a la brasa y ahí lo conversamos mejor. Y hasta dejaré que invites.

Kike dijo...

Marta:
Síp, un iPod Shuffle nomás, pero que me saca del apuro. No tiene tan buen sonido como tenía el minidisc, pero sirve, sirve. En cuanto pueda descargar las fotos que aprendí a tomar con el celular, veré si te mando una.

Plenamente de acuerdo contigo en lo demás, Martita: en lo del destino, en lo de que podemos cambiar... y también en que Érica debe llevar tilde :-)

Kike dijo...

Miky:
Demasiado tarde para el llavero: ¡ya volví! ¡Ja, ja,ja! Pero recé en Saint Patrick Cathedral por todos los que me encargaron oraciones, así que alguna bendición te debe de estar llegando en estos días. Estate atenta ;-)

Kike dijo...

Lula:
¡Ja, ja, ja! Ya veo que nos espías en cierto lugar, ¿verdad? ¡Ja, ja, ja! Súmate a la campaña/boicot y contribuye a que ese sueño de tantos se haga realidad, tú me entiendes, ¡ja, ja, ja!

Respecto a mí, ¿poner alguna foto de mi viaje? Hmmm... lo pensaré, lo pensaré, ¡ja, ja, ja!

Cristian dijo...

Kike:
Eres tu el que debería ayudarme a difundir el mio... tienes muuuuchos más comentarios que el mio... jejejeje... ok, algo haré pronto en mi blog para darte a conocer... mmmm ... en realidad, me he dado cuenta que la gente no visita los blogs que uno tiene en la sidebar, es extraño eso... Bendiciones.

Carina dijo...

buxa!!!no entendi nada!! q paso?? teganaste un premio... ahh!!! estoy perdida!....

igual felicitaciones, no se por que, no tengo idea!...adios!

Carmen dijo...

Felicidades Kike...que mostro, Nueva York...Dios, nos da regalos inesperados.
Saludos,

"María" G. dijo...

¡Hola Kike! Por acá de vuelta, también luego de un viaje (Aunque fue acá cerca) y con juguetitos nuevos también jaja. Gracias a vos por dejarme participar de tú viaje y por tantas cosas lindas que me dejaste vivenciar o casi vivenciar de él; y gracias también por compratir con todos este viajecito. ¡Felicitaciones por el año del blog! ¡Brindo por muchos post más! (Ahora en vez de ofrecer limonada y galletitas vas a tener que traer algo un poquito más fuerte para brindar y yo no quiero whisky jaja y unos canapés para comer no vendrían mal jeje). Fuera de bromas, seguí llenando, aunque sea con granitos de arena católicos, este mar de Internet, no dudes que es un buen apostolado, che.
Ahora sí, me toca retarte por usar la palabra destino... mmm está fácil esta vez... Empecemos con un chiste jeje... Si creríamos que el destino ya está escrito en nuestra frente, los que tienen frente ámplia, ¿Tendrían un mejor pasar?. Bueno, dejando a un lado la ironía. Dios no creó libres, y tan tan libres que hasta desgraciadamente tenemos la libertad de ofenderlo. Sí, Dios nos indica un camino ámplio por medio del cuál llegar a Él, pero somos nosotros quien elegimos seguirlo, o adherirnos a ese "Non serven" Que alguien que cayó del Cielo una vez dijo...
Dios, como buen Padre, amorosamente dispone el mejor camino para nosotros, pero nosotros, libremente tomamos desiciones y optamos por qué cosas hacer. Todo católico debería tener pensado como "Destino final" el Cielo, es decir, optar por ir a Él, pero eso se logra por medio de nuestro libre accionar, para bien o para mal. Nada más, sólo te remito a leerte en enero, cuando escribías "Need for Speed" y hablabas sobre la Divina Providencia, está muy lindo ese post : )
Un besotte y, si Dios quiere y/o permite, hasta el próximo posteo.
Tu amiga en Cristo, Guadi.

Kike dijo...

Padre Cristian:
Pues gracias por el favor. Un abrazo fuerte.

Kike dijo...

Carina:
¡Ja, ja, ja! Pues pasó que me fui de viaje. Pero ya volví. Muchas gracias, énigüei por las felicitaciones. Un abrazo.

Kike dijo...

Carmen:
Pues así es, así es... Oye, ¿y cuándo me responderás entonces?

Kike dijo...

Guadi:
Tienes razón en todo lo que dices. Y, como bien entendiste, yo lo de destino lo usaba así pa' provocar polémica nomás, je, je...

Un abrazote y gracias por acompañarme.

milanta dijo...

Si pues Kike yo a veces me cuelgo de la fama de las divas de la música jajaja.

Te he invitado a un MEME, qué es eso dirás, visita mi blog y verás.

Un abrazo.

Kike dijo...

Así es, te cuelgas de la fama de la Shakira: ¡eres un vivazo, ja, ja, ja!

¿Un meme? Claro que sé qué es. Gracias. Veré si me doy mi vueltita. Te confieso que no suelo contestarlos, pero veré si por ser tú hago una excepción en el otro blog o en tus comentarios ;-)

Un abrazo.

Anónimo dijo...

¿Qué te perdiste en NYC? -Era conociendo la ciudad un poco más!!! Asi es....

Dijiste :
a Érica (cuyo nombre lleva tilde por más que nunca me haya contestado cada vez que se lo pregunto)

What?

Bueno, creo que debes de tomar menos whisky!!!


Gracias a Dios, en el avión no lo permiten y asi tuviste un buen viaje!!! Gracias a Dios todo salió bien.....

Kike dijo...

¡Ja, ja, ja! ¿Quién será esta persona que me ha escrito aquí? ¡Ja, ja, ja! No, si yo no lo sé, y la intriga me mata, ¡ja, ja, ja!

Gracias por tu comentario, Anónimo, y por pasar por aquí. Espero que te hayas divertido con la historia que te recomendé. Y sobre lo del whisky, no tuve necesidad de tomarlo, porque en Miami Melissa y su novio me llenaron de Miller Light, ¡ja, ja, ja!

Ah, pero en el avión sí permiten whisky, te equivocas. Y siempre aprovecho para un vasito ;-)

Un abrazo fuerte.