martes, 2 de diciembre de 2008

Eemmm... ¿hay alguien por aquí?

Escribo para pedir disculpas a los cuatro lectores de este blog (cinco contigo, mi amor). No son disculpas por la larga ausencia ---que estoy en mi derecho--- sino por no avisar. 
 
Es que ahora que he pasado por delante de la tienda y la he visto solitaria y lamentable ---cerrada la puerta, apagada la luz---, pensé que hubiera sido más cortés no retirarme sin antes colgar encima del picaporte uno de esos cartelitos que dicen que no se abrirá en un buen tiempo. Sí, claro, eso hubiera sido mejor, algo como "Cerrado por reestructuración", "Cerrado por mantenimiento" o "Cerrado por viaje".
 
Ahora bien, el asunto es que si no puse nada no fue por desconsiderado o malagente, sino porque no sabía qué poner.
 
Porque este blogcito ni se reestructuró ni nada, y de mantenimiento tan solo tuvo que se mantuvo en el blogspot.com sin que lo clausuraran. ¿Qué podía poner entonces?
 
¿Cómo? ¿Qué dicen? Ah, ¿que si me fui de viaje? Pues, oye, ahora que lo pienso, eso sí pudo haber sido, sí...
 
Porque de alguna manera resulta que sí emprendí un viaje. Pero el gran problema es que ---como suele suceder en estos casos--- ni me lo propuse ni supe que lo haría, y para cuando vi que era probable que terminara embarcado, resulta que ya estaba marinerísimo cruzando el océano en un barco hermoso que me lleva a diario por costas nuevas, plenas de esa luz del amanecer que hace nuevo lo viejo y rasga el velo de la soledad para descubrir los secretos más bonitos de la vida.
 
Eeemm, en otras palabras, el autor de este blog se enamoró.
 
Se enamoró de una judía de Belfort, que a pesar de ser judía, es más católica que él, y que aunque parezca increíble, está más loca que él, porque un buen día se dejó convencer por el flaquito intrépido que le hablaba de sístoles y diástoles, y del sol, la luna y la estrellas, y aceptó subirse al barco llevada de su mano ---¿o fue al revés?--- para ver a dónde los llevaba Dios. Claro, no sin el esfuerzo que este tipo de cosas requiere, pequeño parto del alma y del espíritu que alumbra una alegría que remece la boca del estómago a cada instante, gracias al Cielo.
 
Y mientras caminaba de la mano con mi judía del Belfort ---porque cuando no vamos en barco, vamos caminando, que en estas cosas no se puede parar---, felices tomando jugos de frutas y deteniéndonos en cada sagrario para agradecer al de arriba por habernos juntado aquí abajo, cuatro vocecitas atrapadas en el contador de visitas y una nariz que habla ---el único escritor del mundo que en vez de reclamar porque lo plagiaron me reclama cada semana que por qué no lo plagio--- cuatro vocecitas y una nariz, decía, me susurarron despacito al oído: «¿Y el blog, imbécil?».
 
Y sí, el blog.
 
Oops.
 
Porque al lado de las vocecitas susurrantes y de la nariz parlanchina, una voz de terremoto resonó también haciendo temblar las ventanas de las casas mientras FI y yo ---sí, ejem, porque la acabo de llamar por teléfono y entre risas y sonrojos me pidió que si no hay más remedio por aquí la llame FI--- mientras FI y yo, decía, caminábamos por alguna calle sanborjina. Terrible la voz, terrible y buena: «¿Y el blog, imbécil?».
 
Yo tengo mi corazoncito y mi mentecita, ¿vio?; y si bien puedo hacerme de la vista gorda y hacer oídos sordos todo lo que quiera a las cuatro vocecitas reclamantes (estoicas y amigas) y a la nariz parlanchina (hermano del alma), no puedo hacerlo con la voz de trueno; menos aun cuando es la misma voz que un día me ordenó abrir una cuenta en Blogger para contar las cosas que me pasan con Él... y menos aun cuando Él es el dueño del blog y Él es quien paga, ejem.
 
Así que aquí estamos, marcando la reapertura de la pequeña tienda. La gran novedad es que ahora, a pesar de que en el mostrador seguirá habiendo un solo hombre, allá en la trastienda, detrás de la cortina, habrá una bella y piadosa mujercita (e intrépida también) que le hará compañía y le ayudará a mantener el negocio andando... el negocio de su vida, digo, y el de su alegría. Ah, y de cuando en vez, de seguro que asomará la carita por la cortina y aparecerá viviendo alguna de las aventuras del flaco del mostrador :  total, si él escribe aquí «algunas historias», como dice arriba al lado del título, ahora resulta que ella es también parte de su historia.
 
Ya es tarde para poner el cartel de "Cerrado por viaje", sí, sí... Hmm, pero ya que llegué, tengo una idea mejor: "Reabierto por enamoramiento y por llamada de atención del Jefe". Sí, así suena mejor.
 
Fuera de bromas (aunque no es broma), bienvueltos todos, cuatro lectores, a esta humilde tiendecita. Como siempre, no hay ofertas: aquí el precio de la verdad no admite nunca rebajas. Pero para los clientes amigos hay limonada y galletitas, un café moka y tal vez un whisky. Eso sí, si me demoro en atenderlos, será porque estaré felizmente ocupado.

29 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Alegría, alegría!
Acepto la limonada y las galletitas.

S.

Jose Casas dijo...

¡Eso! Muchas gracias por escribir de nuevo...
...
...
eh... por donde estan las galletitas?

Fabián dijo...

Aunque Ud. no lo crea... un lector argentino se alegra que vuelvas a las andadas.

Gigi dijo...

Supongo que soy la número cinco no?
- Aceptada las galletitas y limonada (el café me mandaría a la cama ipso facto por la gastritis)

Que bueno que volviste !

Carlos dijo...

Que sean seis...

¡Qué bueno volver a leerte por estos lares!

Me quedo con el moka ;)

Salud!

ecazes dijo...

Otro moka para mi, por favor.
¿en qué estábamos?

Daniel Mora dijo...

Que buen Blog Kike. Animos y a seguirnos entreteniendo y enseñando.

Dios nos bendiga

Edgard dijo...

Enrique G.... felicidades por el regreso y por los nuevos mares que andais navegando. Es una bendición (no se si para ti o para ella, pero es una bendición, jajaja) el que Dios les regale este tiempo en donde ambos van a buscar ser santos dentro de la vocación del matrimonio, aunque esten en las primeras etapas, la experiencia es hermosa, bendiciones y bienvenido de regreso.

PD:Yo voy por el whisky... y que sea en "las rocas", jajajaja.

Milkus Maximus dijo...

Kike, disculpeme que lo ponga en evidencia, pero es usted pésimo para las matemáticas.

Ud. habla de 5, yo me asumo como el noveno que comenta.
Debe ser que el amor le trastoca los números :P

Carlos dijo...

Ya ves Kike, 23mil visitas al blog no se logran con 5 personas en 2 añitos, ya quisiera que pase eso con mi blog... Jajaja!

Saludos!

JORGE dijo...

Habla Kike (o mejor dicho... escribe).

Bienvenido de vuelta al barrio.

Dios te bendiga.

Marcos V Mazzotti dijo...

Felicidades por el retorno a la cholósfera y por la vocación. Doy fe que estos dos irradián felicidad por donde pasan :-D
y yo estoy en ese graaaan grupo de tus cinco lectores..

Oraciones

Ernesto dijo...

Eso se llama "sincretismo"! Y del bueno, del que produce amor.
Me siento incluido entre los defraudados por la ausencia, quizás porque me metí en la tienda cuando ya había fugado el vendedor sin aviso previo ni cartelito en la puerta: "cerrado por amor". Ya estaba por abandonar el sitio cuando volvió el vendedor con cara de alucinado y pidiendo perdón a los cuatro, cuando eramos multitud que colmaba la sala. De todas maneras me incluyo en los cuatro, acepto las disculpas y dejo sobre el mostrador el premio que otorgué el 17 de noviembre desde mi blog: "¡Si me dijo que no!"
¡Y que sea la última vez que te vas sin avisar!

Kike dijo...

¡Hey!

Millón de gracias por sus comentarios. Agradezco a todos, queridos "cuatro lectores", por sus lindas palabras y aliento. Claro, me hubiera gustado más que se alegraran conmigo por mi asuntito con FI y las cosas del corazón y todas esas vainas, pero debe de ser que escribo feo, je, je...

Salud y me confío (nos confiamos) a sus oraciones.

Kike dijo...

Ernesto:

Muchas gracias por tus palabras. ¡Y gracias por el premio! Debo confesarte que apenas recibí la notificación de que me habías premiado, la borré sin leerla porque pensé que era spam... ¡nadie me premia a mí, ja, ja, ja!

Pero luego, cuando volviste a saludarme por aquí, descubrí que no eras un "bot", y me di una vueltita por tu sitio. Me parecieron muy interesantes tu perfil y tus blogs. Sin embargo, esta vez no te dije nada por un error que cometí y espero que me perdones. Te explico.

Sé que la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X está en la Argentina, en La Reja, pero ignoraba el nombre de la "parroquia" que tienen ahí. Cuando leí que eres feligrés de Cristo del Perdón "en La Reja", de inmediato y gratuitamente di por hecho que se trataba de esa parroquia, la lefebvrista. Entonces pensé que no te respondería hasta que aclararas tu postura frente a la autoridad del papa actual y de las enseñanzas del Concilio Vaticano II. Sin embargo, ahora recién he aprendido que la parroquia integrista es Nuestra Señora Corredentora (vaya título), y que Cristo del Perdón no tiene nada de sospechosa. Perdóname el desliz y que eso no te impida contarme entre tus amigos (igual lo hubieras sido de ser simpatizante de Lefebvre, solo que no hubiera podido responderte mucho en mi blog como para no avalar cosas con las que no estoy de acuerdo: no se me entienda mal, pues respeto mucho y soy afín a varios temas tradicionalistas; pero siempre dentro del reglamento y respetando la autoridad del papa y del Concilio).

En fin, que perdón y bienvenido. ¡Y gracias por el premio!

Al ver que eres feligrés de la parroquia Cristo del Perdón, de inmediato di por sentado que era la misma

Jorge D dijo...

Una cosa rápida porque hoy es primera comunión de mi sobrino. Felicidades primero por la compañera de trastienda, esas cosas son de las más grandes vocaciones que se puedan tener; luego, por el retorno al mostrador; y como siempre por el buen puesto y el Jefe, da todos los beneficios y seguro, y un gran y amigable ambiente, gran trabajo!
Y ya que estás de regreso, saludos del lector 3'475,237... y como decíamos ayer...

Puckis dijo...

y que bueno que ya andas acá
bien feliz y enamorado y vivo aunque fugazmente dejadonos un poquito de todo eso
también acepto las galletitas y la limonada

Anónimo dijo...

Què alegrìa "leerte" de nuevo, siempre es una bendición renovarse con tus historias. Felicidades a los dos en su nueva travesìa, cuenten con mis oraciones.
Eli

Anónimo dijo...

Holaa!!

Lo estábamos esperando! Tienes más de 4 lectores! en casa somos 11 y sus seguidores. Tiene 11 seguidores más desde hace un mes (nos alegramos de que haya vuelto!) Yo "descubrí" su fantástico blog. Y pues, ¿qué decirle?

Dios bendícelo y ayúdalo a él y a su buena novia, muchísimo! Que tengan ambos; paz, amor, salud y alegría interior. Y Santa maría les abrace fuerte el alma en unión de dicha :)

Quería pedirle si me deja qu ponga algun texto suyo, con su nombre, en un blog que intento hacer: recopilación de textos buenos de buena gente.

Feliz martes!

el blog es: condiosdelante.wordpress.com

Kike dijo...

Muchas gracias a los nuevos comentarios por sus palabras y oraciones.

Al último anónimo: no entendí: ¿en tu casa hay 11 personas que me leen? ¿Vives en una comunidad religiosa o algo así? Sobre el permiso para republicarme, está concedido en los derechos parcialmente reservados de la licencia Creative Commons. Sin embargo, sí agradecería que me contaras un poco quién eres y a qué te dedicas. Salud.

milanta dijo...

(creo que mi comment rebotó)

LLegué tarde para las galletitas :(

¡Y qué viva el amor! Por siempre.

Un azobra.

Anónimo dijo...

gracias! sí, somos 16 hermanos, 2 fallecieron somos 14 pero en casa 11. Hermanos de sangre sip.

Vale, gracias, a ver qué tal--> http://condiosdelante.wordpress.com (es hacer un blog para poner ahí textos y escritos de gente buena)

intenté hacerlo en blogger pero no me salía y lo he hecho en wordpress (en blogger solo hice el "home"

Miky dijo...

Hasta que por fin te dignaste regresar, ya era hora....bienvenido otra vez a tu tiendecita como le llamas tu y esta vez muy bien acompañado

Gabriela dijo...

Creí que sería la quinta, pero veo que muchos han hablado antes que yo. Eso me alegra.
:D
Es la primera vez que me paso por acá, y me he sentido bien atendida. Me quedo con las galletitas y el helado lo pongo yo.
¡Saludos!

Kike dijo...

¡Hey, qué bueno, Gabriela! Muchas gracias por pasar por aquí. Bienvenida y vuelve cuando quieras. Y lo del heladito, buenazo: eres la primera invitada que trae algo, ¡ja, ja, ja!

-Sandra-dP dijo...

Hola Kike,
que bueno que ya estes de regreso, creo que tus "cuatro lectores" hicieron un buen trabajo de propaganda en tu ausencia, ya que a aumentado considerablemente tus lectores, jijiji, dejame felicitarte y a tu compañera de barco, cuenten con mis oraciones, y sobre las galletitas y limonada, creo que ya se las acabaron :-( entonces creo que mejor traigo un keke para compartir, hecho por mi :p cuidate y hasta la pronto.

Carlos dijo...

Yo no me quedo atrás... cuando regrese yo pongo el pisco sour ;)

roncuaz dijo...

eso, pisco. Puro

Kike dijo...

El pisco siempre debe ser puro, doctor, salvo en pisco sour; el resto son mariconadas.