jueves, 15 de febrero de 2007

Piropo culinario

Por el recién acaecido día de los enamorados y de la amistad, les dejo un piropo... Bueno, tal vez no un piropo piropo... pero sí algo que se le parece.
 
Ayer almorzaba con un matrimonio que ya tiene varios años. La esposa había preparado una riquísima ensalada ad hoc, un contrapunto de tomate y palta.*  Nada muy sofisticado, ya ven, pero estoy seguro de que espectacular. Digo estoy seguro  porque este humilde posteador está apenas recuperándose del estómago, así que tuvo que prescindir de la dicha ensaladita; sin embargo, atestigua que la señora suprascripta es un as en el tema de la comida.
 
Bueno, la cosa es que acabado el almuerzo, en plena sobremesa, el esposo comienza a asestarle los últimos asaltos a la ensalada. ¡Pum, paf, tas!, cucharada tras cucharada, como para terminar de degustar el sabor. Y de pronto, la esposa, que estaba de pie a un costado, deshaciéndose de los restos de comida en los platos, le lanza una pequeña advertencia.
 
---Cuidado con la ensalada, que todavía falta gente.
 
Era verdad. Tan solo habíamos almorzado nosotros tres, y faltaban los demás hijos del matrimonio.
 
El esposo, voraz como el demonio de Tasmania, comenzó a sacar cuentas en voz alta.
 
---A ver, ¿quiénes faltan? Faltan P., C., S....
 
Era astuta su técnica: pasar revista a los comensales; deducir la cantidad que consumiría cada uno de lo que aún quedaba de ensalada, y con ello demostrar que todavía podía despacharse a placer. Buena táctica. Sin embargo, la esposa no lo entendió así.
 
---Deja de comértela. Mira, entre los dos ya nos comimos demasiado. Solo queda un cuarto de ensalada.
 
Jo, hubieran visto las caras del esposo y la mía. "¡¿Quéeee?!", gritamos al unísono. Y es que en la bandeja quedaba mucho más de la mitad de lo que había originalmente. Es decir, entre ambos, esposo y esposa, apenas si se habían acabado un cuarto de toda la ensalada, aproximadamente.
 
Bueno, el asunto es que, si de dan cuenta, el esposo ya tenía todo listo para ganar la partida. Lo único que tenía que hacer era hacer contarle a la esposa, que seguía de espaldas, que había suficiente ensalada. ¡Y con eso ganaba! Y, para colmo, me podía poner a mí de testigo. Bingo: ya tenemos un ganador.
 
Sin embargo, algo debemos de tener los peruanos contra la victoria, porque el esposo echó por el drenaje su ventaja al soltar la siguiente perla: 
 
---Claro, como YO soy el que está dando las últimas cucharadas, ya me echa la culpa de que se va a acabar...
 
Jo, ¡díganme si no fue un autogol fenomenal! Qué manera de echar a perder una partida ya ganada.
 
Y es que quizá no lo sepan, pero en ese momento el esposo acababa de aplicar algo que en cierto enfoque psicológico se llama proceso distorsionado de pensamiento. Ocurre que, hasta cierto punto, los aspectos de la realidad que experimentamos tendrán repercusiones en nosotros de acuerdo con la lectura que de ellos hacemos. Y nuestra manera de leerlos no pocas veces es equivocada. De esta guisa, con frecuencia terminamos distorsionando la realidad y sufriendo en vano.
 
En el caso concreto de nuestro amigo el esposo, había aplicado un proceso llamado personalización, una distorsión del pensamiento por la cual nos volvemos ---sin saberlo--- el centro y el motivo de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. ¿Nunca has entrado a un lugar y has visto a un grupo de gente que se pone a cuchichear y has terminado pensando que están hablando de ti? ¿Nunca has estado en un sitio y al volver la mirada has visto a gente del sexo opuesto riendo y has pensado que se reían de ti? Si alguna vez algún profesor te reprobó en algún curso, ¿nunca te entró la tentación de decir "Me reprobó porque me odia"? Si ha sido así, es porque probablemente también aplicaste este proceso distorsionado a la hora de leer el acontecimiento: erróneamente te pusiste a ti como la explicación de un suceso cuyo origen, bien visto, no tenía nada que ver contigo.**
 
En fin, el tema es que el esposo soltó esa bomba: "Claro, como yo soy el que está dando las últimas cucharadas, ya me echa la culpa". ¡Y es que nadie le había echado la culpa de nada! Pero así somos los seres humanos, complejitos, je. El tema es que, si bien tengo la suficiente confianza con ese matrimonio como para decirles un par de cosas claras, la verdad es que yo estaba bastante cansado. Acababa de llegar de la universidad agotado y medio frustrado por el tema de buscar información para mi tesis (la culpa la tienen las feministas). Así que, abrumado por el tema, lo único que atiné a decir fue algo como esto:
 
---¡Puf! ¡Los dos están fuera de la realidad!
 
Y seguí comiendo mi pollo de dieta.
 
Sin embargo, algo de lo que dije debió haber movido la maquinaria en la mente del esposo. Porque después de un rato, luego del magnífico ejemplo de cómo perder una partida resuelta a tu favor, se le ocurrió una linda manera de arreglar las cosas. Hizo un momento de silencio y luego, dirigiéndose a la esposa, lanzó la siguiente flor:
 
---Bueno, eso te pasa por hacer cosas ricas.
 
¡Ja, ja, ja! ¡Qué bueeeena! A eso le llamo yo salvar la situación. Y, supongo que si los hubiera dejado solos, hasta románticos se ponían, ¡ja, ja, ja!
 
Fuera de bromas, elogiar a alguien por algo bueno que hizo o por algo hermoso que es parte de sí es una gran cosa. Le da sabor a la vida. Aunque ya lo sepa. Si yo sé que soy generoso, por ejemplo, vivo con ese dato y me alegro. Pero si luego alguien viene y me lo dice y agradece explícitamente, ¡qué bien se siente! Y la alegría es doble. (Y hasta triple, porque bien mirado, la persona que elogia también se alegra).
 
Y es que los seres humanos somos así. Tenemos la necesidad natural de sentirnos valorados y apreciados en lo que somos. Y los piropos (en sentido amplio) son un bonito modo de satisfacer esas necesidades en el otro. ¿Ves algo bueno? No basta con gozar de ello; dilo.
 
Y el tema aquí es que Dios también tiene piropos con nosotros. Tiene gestos de ternura, de emoción y de alegría para con nosotros, para sorprendernos y alegrarnos. Tiene un modo único y muy suyo de decirnos que nos quiere y que a sus ojos somos realmente valiosos. Solo hay que saber verlo. Con un entrenamiento nada complicado y algo de silencio, se puede descubrir muy fácilmente.
 
Ayer fue el día de los enamorados en las ciudades occidentales modernas. Seguro habrás pensado en cosas como qué regalaré, qué me regalarán, por qué nadie me regala nada o qué de especial haré hoy por la otra persona. Excelente. Pero ¿te habrás dado el tiempo para pensar en el eterno Enamorado y en los piropos que te lanza? Si no lo has hecho, ¿lo harías en los próximos cinco minutos? Inténtalo y descubrirás los piropos de Dios.
 
 
* En algunos países se le conoce como aguacate.
** En realidad son muchos más los procesos distorsionados que solemos utilizar. El desarrollo de este tema se lo debemos a dos psicólogos del siglo pasado: Albert Ellis y Aaron Beck. Si a alguno le interesa métale un Google a sus nombres.

39 comentarios:

*Pricy* dijo...

Hola Kike muy entretenido tu relato, pase para darte un tardio saludo por el día de la amistad!!

DäNg€®rOu§ WOMän dijo...

Oh que lindo y muy cierto lo de los piropos y lo bien que caen en el momento preciso hasta para salir de una situación un poco tensa.

Espero que haya pasado un lindo día ayer y sino no importa igual son especiales los otros 364 dias del año que quedan o no?

Su amiga
Dw

Kike dijo...

Pricy:

Qué bueno que te haya gustado, pero ¿habrás hecho el ejercicio?

Kike dijo...

Dangerous:

¡Vaya, aquelo de "muy cierto lo de los piropos y lo bien que caen en el momento preciso" parece que lo dice por experiencia propia, ¿no? ¡Ja, ja, ja!

También deseo que haya pasado un lindo día en compañía de su amado. Pero no se olvide del de arriba, que muchos negocios tienen ahora pendientes.

Miblog. Ángel dijo...

Es genial, muy bueno.

Telefono Azul dijo...

Muy buenas sugerencias:
decir a Dios cuánto lo amamos y acercar a los hermanos a Él!
Gracias Kike.

Imberbe_Muchacho dijo...

estimado "cura" Kike, por lo que siempre leo aqui, uested siempre esta atento a la jugada...bien ahi!
Oiga a ver si en la reuna nos metemos un par de chelas... porque vas a ir no?

Checha dijo...

cocina, psicología y amor...fuera de bromas Kikito, que destreza!

Zegim dijo...

Toda un postal de cómo se desarrollan las conversaciones en las comidas, con todo y esas maravillosas recuperaciones de último momento. Es como ver los deportes en televisión, pero sin cortes comerciales.

Kike dijo...

Ángel:

Sí, muy bueno que Dios nos mande piropos. Es genial.

Gracias por la visita. Vuelve cada vez que quieras: hay café moka y coca-cola.

Kike dijo...

Teléfono:

De nada. Aunque... en realidad yo dije al revés: fijarnos en los piropos que Dios nos hace (lo otro lo iba a comentar en otro post... me quemaste la sorpresa, ¡ja, ja, ja!).

Linda la iglesia de Chicago en la que participaste en misa.

Un saludazo y vuelve cuando quieras, que hay limonada y galletitas.

Kike dijo...

Imberbe:

Así es: de eso se trata este blog, de ayudar a la gente a estar siempre atenta a la jugada, hermano.

¿Reunión? Ay, pucha, es que soy bien tímido, cuñao'. Pero estoy seguro de que habrá ---de hecho--- otra oportunidad para juntarnos y darle curso a esas chelas que me estás invitando. Porque me estás invitando, ¿no?

Kike dijo...

Chechita:

¿Me estás piropeando, che?

Kike dijo...

Zegim:

¡Ja, ja, ja! Bien dicho. Y también es como haberse soplado una charla de Ellis... solo que sin haber leído el libro previo, ¿no?

Saludazos, cuate.

david santos dijo...

Olá, Kiki.
Tu escreves muito bem português, sabias?
Gostei muito das perguntas que me fizeste. A verdade é que fui sempre um amante da filosofia e da teologia, mas nunca fui padre. Fui professor de economia, mas agora só escrevo, em prosa e em poesia. A minha aparência com um padre, se vires a foto em ponto grande, deve-se a eu estar vestido com a batina de professor universitário. Mas eu também gostava de ser padre, mas a minha vida em jovem não permitiu. Tive de começar sedo a trabalhar e a estudar à noite, depois do trabalho. Ainda tive de cumprir o serviço militar durante o regimen facista português e combater em Angola. Só depois do final da ditadura é que acabei os meus estudos e fui dar aulas aqui em Portugal, mas também, em outros países do mundo, nomeadamente, em África.
Aparece sempre. Bom fim-de-semana para ti e para os teus.
Obrigado.

Kike dijo...

Bem-vindo, David. Lembre-se, somente, de que o meu apelido é Kike, en não "Kiki", porque me lembro, sim, de que kiki é um palavrão em Espanha, ha, ha, ha!

Que legal que você seja professor. Eu sou também, mas do ensino de segundo grau (escola sencondária). Tomara que algum dia eu possa ensinar na universidade.

Obrigado pelas palavras. Espero que goste sempre do weblog aqui. Pode voltar sempre que quiser.

Gigi dijo...

Que tal piropo asolapado....
Jajajajaja, me dio ternura este post.
jejeje
Saluditos

yukino_miyazawa dijo...

Me gusto mucho tu espacio, al decir verdad me gusto mucho como agregaste lo de dios al final, yo soy la menor de una familia lago extraña, antes todos en mi familia eran muy catolicos asi que se podria decir que estoy acotumbrada a dar gracias a dios por casi todo, puede que suene algo extraño pero todos los dias doy gracias por vivir y porque las personas que aprecio estan bien de salud, pero hace unos años atras en mi familia a un primo se le detecto esquizofrenia, yo pensaba con mi mente de ñina; que todos por como creian tanto pedirian a dios para que estubiera bien, lo extraño es que la mayoria por decirlo asi se enojo con dios, solo algunos pidieron que no pasara nada más grave, aunque se que se alejaron ahora cada uno vuelve denuevo creer pero ahy otros que simplemente ya no creen, pero bueno en eso no se puede hacer nada.

Saludos y un abrazo=^.^=

PD: FELLIZ DÏA ATRASADO DE SAN VALENTIN... espero que no te moleste si te pongo entre mis vinculos^^

Beatriz dijo...

holaa Kike:)
gracias por visitar mi humilde blog, me gusto tu blog, pasare a saludart mas seguido ok, y pues dejame decirte que tu blog esta todo llenito de verdad, aunque sepamos que tenemos alguna o algunas virtudes no nos es suficiente, siempre queremos que nos lo digan, pero porque nosotros no lo decimos??:S que complicados verdad?
bueno te dejo muchos saludos y que te la hayas pasado de lo lindo, bye nos vemos.
AA te agregare a mis links ok=)

NeoNativa dijo...

uy destreza social aquela eh!?
Un saludo!!

Carmen dijo...

Qué hacias almorzando el día de los enamorados entre una pareja de esposos?...te abrumaron...eso te pasa por metiche...je, je
Yo pienso que Dios te demuestra que te quiere a través de diversas circunstancias de la vida, y me gustaría cómo es eso de los piropos...lo que dices parece una descripción que los Hindús le dan a la meditación..."al meditar se encuentran con Dios"...

Kike dijo...

Gigi:

Esa era la idea. ¿Habrás hecho el ejercicio? Ahí hay más ternura.

Kike dijo...

Yukino:

Muchas gracias por tus lindas palabras. Qué bueno que no te decidiste a culpar a Dios por lo de tu primo. No tendría sentido, por lo demás (ya te expliqué en privado por qué). Más bien, al contrario, en la medida en que recurran a Él estoy seguro que lo de tu primo será más llevadero. Lo sé por experiencia vicaria.

Saludos también por el día de la amistad.

Eres bienvenida. Vuelve cuando quieras: hay limonada y galletitas.

Kike dijo...

Adriana:

¡Hombre, qué bueno que te haya gustado el blogcito!

Y sí, dices verdad: no solo necesitamos saber que valemos; también necesitamos saber que somos valorados.

Bienvenida y vuelve cuando quieras: hay limonada y galletitas.

Kike dijo...

NeoNativa:

Hein!, você fala português? Pelo negocinho da "aquela", viu? Ha, ha, ha!

Estoy bromeando, Neo. Y, bueno, dices "destreza social". ¿La del esposo dices? Supongo, ¿no?

Kike dijo...

Carmen:

¿Que qué hacía con una pareja de esposos en el día de los enamorados? Y, bueno, es que para esto del amor templado, ¿qué mejor que una pareja de esposos, no? Je, je...

Lo que dices acerca de Dios es bien cierto. Y lo de los piropos: habrá que aprender a piropear de Él, ¿no? ¡Ja, ja, ja!: creo que así no habría pierde nunca.

Lo de los hindúes no lo conocía. Hmmm... yo lo discutiría un poco. Oséase, una parte del tema me parece verdad: es cierto que mediante cierto tipo de meditación uno se encuentra con Dios; pero creo que las religiones hinduistas se refieren a otra cosa o buscan otra cosa (o logran otra cosa) cuando indican esto.

(¿Me llegarás a escribir algún día para conversar de estos asuntos largo y tendido?).

Fran dijo...

Profesor Kike, Saludos. Devuelvo la visita, aunque parcialmente por cuestiones de tiempo. Gracias por lo de Cortés. Lo había hecho a propósito hace ya unos siete (07) meses, y eres el primero que se dio cuenta y me lo señaló; claro eres profesor (a los vagos no les interesan mucho las reglas gramaticales: acento y “Z” como que no pegan). Esa es mi forma de darle equilibrio a ciertas cosas. El error nos recuerda que podemos ser mejores cada día.

Muy interesante este post, y con terminología jurídica aplicada. Algunos trabajamos mejor bajo presión, tal vez por eso vuestro amigo pudo salir adelante en un momento tan delicado. Yo he sido de los que ha señalado que no es cosa de un “Día de San Valentín”, o como lo llamen en otros lugares del globo. El día de la amistad y el amor es y debe ser cada día de nuestras vidas. Yo por mi parte duraré todo el mes de febrero hablando sobre el amor, esa es mi forma de ayudar un poco.

Volveré mas detenidamente; Y, gracias por la visita.

NeoNativa dijo...

es verdad soy Brasil, dejemoslo asi.......(shhhh, no digas nada que mi tipeo es fatal)...jajajaj

Imberbe_Muchacho dijo...

anda a la reuna oe, no te hagas el chuncho, si quieres te recojo en tu casa (ohhhh que romantico)

Alemama dijo...

Te he invitado a responder un "meme" que he dejado en mi sitio. ¿Te animas? es cortito. De Chile pasa al Perú.
Un abrazo, Kike

Kike dijo...

Fran:

¡Ja, ja, ja! Qué interesante, un error adrede, ¡ja, ja, ja! Me recuerda a algo que hice cuando ingresé a la universidad, y que evitó que ganara una beca. Cosas de la vida.

Yo también volveré sobre el tema de los piropos en un próximo post, por algo que me pasó.

Y hablando de volver, vuelve cuando quieras: hay café moka y coca-cola.

Saludazos.

Kike dijo...

Neo:

Não se preocupe: o seu segredo ficará bem protegido aqui, he, he...

Kike dijo...

Imberbe:

¿Cómo? ¿Qué la famosa reunión no había sido este sábado? Oye, ¿y vendrías hasta el Callao para recogerme? Oy, casi casi un piropo, ¡ja, ja, ja!

Pucha, pero es que en serio me da timidez por ahora. Además, creo que el sábado lo tendré ocupado con cierto asunto de Pasco, que ya has visto en mi blog. De todos modos, gracias. Y sí estoy seguro de que habrá otra ocasión para encontrarnos, o bien solanos para un naranjito o bien con toda la pípol.

Saludazos.

Kike dijo...

Alemamá:

Je, je... Gracias por pensar en mí. Te respondí el meme en tu blog.

Un abrazo.

Puckis dijo...

pues me gusta el guacamole a sobre manera xD
y nada, que aqui los piropos pueden llegar a ser hasta ofensivos
pero es lo mismo lo hermoso que puede tener la humanidad la misma humanidad lo pervierte

Anónimo dijo...

Decía san Agustín: "La corrupción de lo mejor es lo peor". Ahí tienes una buena explicación.

Salud.

Kike dijo...

El comentario anterior es mío, por si acaso. ¡Jo, ni Blogger me reconoce!

Carina dijo...

Claro se me habia olvidado postear, es que en realidad habias analizado ya muy bien a tu amigo, Narcisismo?, puede ser, como tambien solo una manipulacion para que la esposa respondiera con algo tierno como consolandolo, tipico y funciona bastante, es como hacerse la victima de algo que no es tragico, pero que sabes que tendra como resultado un abrazo, o un "mimo" ¿no? claro que como vio que no le funciono... LISTO.. se arreglo el problema con un simple cumplido jajaja.....


es todo lo que puedo decir, en todo caso todos somos tan complejos a veces pienso, en que me meti, como quiero entender a los humanos, pero es algo que me gusta.

saludos

P. S. Aps y se me olvidaba ..... no se inglés :s

Kike dijo...

Sí, como dicen que dijo alguna el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, un día cuando inauguró un centro de salud para enfermos mentales: "Todos tenemos un poco de locos". ¡Ja, ja, ja!

Sí, el ser humano es un complejo misterio, aunque grandioso.

Salud, y ya solucionaremos lo del inglés ;-)