miércoles, 21 de febrero de 2007

Un miércoles como hoy

Acaba de empezar el día cuando escribo esto. Dentro de algunas horas me ocurrirá lo mismo que hace un año: iré a un lugar repleto de gente y alguien me recordará que voy a morir. Alguien me recordará que soy de barro, que soy frágil y que no me sostengo a mí mismo. Que todo lo que estoy siendo, viendo y viviendo pasará, y que entonces todo tendrá tanto sentido como una calavera.
 
Un sacerdote embarrará sus dedos en un poco de ceniza mezclada con agua y marcará mi frente con una cruz. Tierra y agua. Técnicamente: barro. Barro que me recuerda que soy de barro. Barro hecho, además, con las cenizas de las mismas palmas que usé hace poco menos de un año para aclamar por la calle que el Salvador había venido por fin, igualito como quienes hace dos mil años cantaron hosannas a Jesús por las calles de Jerusalén para gritar tan solo una semana después "¡Crucifícalo! ¡Crucifícalo!". Casi casi a propósito para recordarme mi hipocresía y mi maldad.
 
Hoy miércoles empieza oficialmente la Cuaresma en la Iglesia católica. Empieza un tiempo de cuarenta días antes de la Pascua, que nos sirve para alistarnos a celebrar el acontecimiento más grande de nuestras vidas. Es un tiempo que nos sirve para recordarnos que nada de lo que vemos a nuestro alrededor es lo suficientemente importante como para definir nuestro destino. En cambio lo que hagamos con nuestra vida sí. Y basta mirarnos con un poco de franqueza para darnos cuenta de que ---aun sin grandes tragedias--- no necesariamente nuestra vida anda siempre bien encaminada.
 
"Polvo eres y en polvo te convertirás", me dirán hoy en la liturgia de imposición de la ceniza, rito con el cual se abre este tiempo. La frase me ayuda a darme cuenta de quién soy y hacia dónde camino, y a ver que lo que único que vale la pena en la vida, y a partir de lo cual se ordena lo demás, está arriba. Más bien, viendo arriba es que debo ordenar mi vida aquí abajo.
 
Reordenar la vida: de eso se trata la Cuaresma. En otra palabra: conversión. Volver a Dios. Y no me digas que no lo has abandonado.
 
Hoy no es obligatorio asistir a la liturgia de imposición de la ceniza. Pero vaya si ayuda. En cambio sí es obligatorio guardar abstinencia y ayuno. La abstinencia consiste en privarse de comer carne, de beber licor, de tener relaciones sexuales y demás cosas de las que nos podamos privar hoy para guardar la sobriedad del día. Para observar el ayuno basta con comer normalmente una sola vez al día; las otras dos comidas pueden ser un cuarto de la ración que normalmente consumimos. O, si se prefiere, nada.*
 
La Iglesia recomienda que en este tiempo nos impongamos espontáneamente otros días de abstinencia y ayuno. Cuantos queramos. ¿Cuál es el sentido? Pues el que dije: recordarnos que lo fundamental no está ni en la tierra ni en nuestro cuerpo; lo fundamental está en otro lado. Lo fundamental es Otro y nuestro encuentro con Él.
 
Para muchos de nosotros, católicos, quizá, pero que hemos olvidado ya tantas cosas desde nuestra primera comunión, mucho de esto nos debe sonar a medieval o a abuelita beata de misa de siete. Pues bien, en ese caso va este consejo: el mejor ayuno que puedes hacer en este tiempo es el ayuno del pecado. ¿Mientes mucho? ¿Sacas una tajada de cada monto de dinero que pasa por tus manos? ¿Le sacas la vuelta a tu enamorada? ¿Te gusta visitar esos sitios de Internet para cierto tipo de adultos? Pues dejar de hacer estas cosas ahora en Cuaresma es el mejor ayuno que puedes hacer. Y cuando acabe la Cuaresma renunciar a todas estas cosas te será más fácil: tu Cuaresma habrá tenido sentido porque te habrás convertido.
 
Hoy este blog no trae humor. Por sintonizar con el tiempo, ¿vio? En Cuaresma se nos invita a ser más sobrios. Sin embargo, sobriedad no es lo mismo que tristeza (denle una mirada a Mt 6, 16-18). Así que mañana (es un decir) todo volverá a la normalidad. Pero igual algo se nos ocurrirá para recordarnos a todos, aquí y allá, el tiempo en el que estamos.
 
 
El otro día que se nos mandará guardar ayuno y abstinencia es el viernes santo.

33 comentarios:

« Λ d я i » dijo...

Jamás había visto este día desde el punto que comentas en tu blog.

Bueno sólo pasaba a saludarte y a agradecer tu visita en mi blog. Espero que tengas un buen día. =)

the petite amie dijo...

Hola KIke!

muchas gracias por los saluditos !

lei este post y si me llevo a la reflexion

la verdad me he alejado mucho de la iglesia ,pero tampoco quiero ser hipocrita

,asi que hare mi mayor esfuerzo para sacar lo mejor de mi en estos dias

y con respecto al ayuno del q hablas pues tambien hare otro gran esfuerzo


besotes y salu2 coleguita!

q tengas un lindo dia!

Kike dijo...

Adri:

Bueno, esa era la idea, verlo de un modo distinto, je, je... Espero que te haya servido.

Bienvenida y vuelve cuando quieras: hay limonada y galletas.

Kike dijo...

Petite:

Pues si con mis torpes palabras logré hacerte reflexionar y que te decidieras a hacer un esfuerzo especial en esta Cuaresma, entonces has contribuido a alegrarme el día, la semana y los últimos seis meses. Y hablo en serio.

Y aquello de "me he alejado mucho de la Iglesia,pero tampoco quiero ser hipocrita": supongo que te refieres a que te descubres alejada de Dios, pero que no quieres ser de las que se acercan solo para pedir algo, en tiempos de problemas o por un periodo breve, ¿verdad? Si es así, te recuerdo que de lo que se trata es de volver a Dios, no a la Iglesia. Claro, cierto que a Dios lo encuentras en la Iglesia, de eso no hay duda. Pero me refiero: es como volver a encontrarse con un buen amigo o con la mamá a quien uno ha visto en años: ¿dejarías de hacerlo solo porque te sentirías ---según tú--- hipócrita? ¿Y que hay si lo que más quiere en la vida la otra persona es encontrarse contigo porque te quiere? Eso es lo que ocurre aquí.

Saludazos.

Ángel dijo...

No añado más a lo que dices. Está muy claro!!

Kike dijo...

Hey, gracias, Ángel. Espero que haya estado claro para todos también.

Salud.

Dudu dijo...

Que reflexivo este post....anoche me dio rabia cuando vi a unos vecinos llegar y recordarme que era el miercoles de Ceniza...yo siempre voy y ayer de veras no se porque se me olvido...pero dios sabe que esta en mi.....vine ademas por las galleticas y limonada q le ofreciste a adri en su blog....jejeje me provoco por eso pase...jejeje que interesada no!...mentira amigo.....me gusto mucho como escribes seguire visitandote,,me guardas galletitas de chocolate.....

Kike dijo...

¡Hey, qué alegría: otra venezolana en el blog! Ya son tres (bueno, si vuelve Adri, que vino ayer). "¡Chévere!", como decía El Puma (y como se ha vuelto a poner de moda decir en mi país). La primera persona venezolana que cayó por aquí, amabilísima señora que me honra con su amistad, es un testimonio de que en Venezuela hay gente de primera.

¿Reflexivo el post? Esa era la idea. ¿Te hice ---junto con los vecinos--- recordar que era Cuaresma? Esa era la idea. ¿Te ayudé a decidirte para poner algunos medios para vivirla mejor? Esa es la idea.

Bienvenida y vuelve cuando quieras. Hay limonada y galle... ah, no, tú ya sabías de eso... Es más, viniste precisamente por la limonada y las galletitas, ¡ja, ja, ja! Bueno, bueno, me envía un correo y las tendrá, pa'sté y pa'l esposo comprador de obras de arte.

Saludazos.

Dudu dijo...

Jejeje gracias...Kike...viendo tu perfil me di cuenta q t gusta el Latin Jazz....y ese genero me gusta pero me fascina es el Acid Jazz...te recomiendo oir a nina miranda de Smoke City.....y tambien canta con Bebel gilberto......creo q por como mezclas los idiomas en tu perfil hablas algo de PORTUGUES?

Kike dijo...

Salud:

Sí, el latin jazz y mil cosas más. ¿Acid jazz? ¡Vaya!, se aprende algo nuevo todos los días. No conocía nada de lo que dices. Veré qué puedo hacer.

¿Portugués? Falo, sim... bom, eles dizem, he, he...

Escríbame un mail para las galletas, mejor, porfa, que si no convertimos el blog en un foro, je, je...

Lindisima dijo...

hola pase a ver tu blog y me gusto, muy profundo, saludos desde venezuela, pasare por aqui a menudo, recibe un abrazo

Fran dijo...

Profesor, tal y como nos has señalado magistralmente, la cuaresma en una época de reflexión y penitencia, en la cual debemos recordar que estamos aquí, en esta vida, gracias a EL y a su sacrificio.

Carina dijo...

miercoles de ceniza... YO IGUAL FUI.. a nosotros nos echaron ese barro en la cabeza..señalando tambien una cruz...

empezo cuaresma.. pues...

y el viernes ,me vpy a retiro jaja


besos y saludos

Kike dijo...

Lindísima:

Caramba, otra persona de Venezuela: ¡yeee! Se está poniendo "chévere" esto, ¡ja, ja, ja!

Gracias por tus palabras. Pasé también por tu sitio y está recontrainteresante.

Sé bienvenida y vuelve cuando quieras: hay limonada y galletitas.

Kike dijo...

Fran:

Ha hablado bien, maestro. Qué bueno estar de acuerdo.

Un abrazo.

Kike dijo...

Carina:

¿Fuiste? ¡Caramba, qué alegría! Es una liturgia muy bonita.

Que te vaya muy bien en tu retiro.

Saludazos.

Carmen dijo...

Ayuno del pecado...es el equivalente a prácticar valores y virtudes...yo trato de hacerlo cada día de mi vida...y es dificiiiiil sobre todo si quedas como lorna ante los demas, es más facil ayunar y abstinencia..pero prefiero seguir intentando lo primero, no soy católica pero me parece bonito que tú seas un católico de verdad no sólo de palabra y papel.

Kike dijo...

Más difícil es practicar ambas cosas a la vez, ¿no?, je, je. Digo, ayunar "del pecado" y también ayunar dendeveras ("literalmente", mejor dicho).

En realidad son cosas distintas: ayunar del pecado no es necesariamente practicar virtudes, aunque lo implique. Ayunar del pecado es renunciar a hacer cosas que sabemos que están mal o que son ocasión de hacer cosas que sabemos que están mal (nuevamente, dos cosas diferentes). A veces para hacerlo, claro, hay que practicar virtudes. Como el niño al que siempre le gusta mentir para fanfarronearse delante de sus amiguitos y exagera todas las cosas que dice que le pasaron: si quiere ayunar de eso, tendrá que practicar la virtud de la humildad (que consiste en andar en la verdad, y en su caso revistirá la forma de no avergonzarse ---o soportar la vergüenza--- de decir que lo que en verdad le ocurrió no es tan fantástico como él lo quiere presentar).

Algo así, ¿vio?

De todos modos, te felicito sinceramente (de verdacito) por esforzarte en ser virtuosa cada día de tu vida. En serio. Con eso entiendo que ya te decidiste a no decir que te harás monja para dejar el trabajo en el que actualmente estás, ¿no? ¡Ja, ja, ja! (broma).

(Oiga, y con lo del "miedo de cierta cosa" en su blog me refería a escribirle a cierta persona).

Carmen dijo...

Ahhhh...te voy a demostrar que soy valiente...y te voy a dar mi gmail!!!

Carmen dijo...

Es una broma, lo que pasa es que me conecto poco al gmail o al msn, pero igual va a ser interesante hablar contigo, te voy a mandar un correo. saludos.

Beatriz dijo...

oye que bien, verdaderamente, haces reflexionar a uno en serio.
La verdad tengo mucho sin ir a misa, pero nunca sin dejar de pensar en Dios, nunca es tarde para arrpentirte o pedir perdon, y creo que estos días son buena ocasion para tratar de cambiar todo aquello que esta mal en nuestras vidas.
GRACIAS POR ESTE BELLO BLOG.
DIOS TE BENDIGA, QUE TENGAS BUEN FIN DE SEMANA....Nos vemos ^_^

Kike dijo...

Carmen:

¡Caramba! ¡Nos han prometido una comunicación! Bueno, bueno, eso habrá que verlo, je, je... Está como el cuento de "El sastrecillo valiente", solo que ahora sería ¿"La Carmencilla valiente"? ¡Ja, ja, ja! (broma).

No tenga miedo. El perro dice que no muerdo.

Saludazos.

P. S. Ah, ejem, ¿alguien pidió una señal?

Kike dijo...

Adriana:

¿Reflexionar en serio? ¡Naaah! No es para tanto, me adula. Sin embargo, esa era la idea, señorita (reflexionar, digo, no adular).

Mil gracias por tus palabras, ¡qué lindas!

Anda, te animo a eso que dices entre líneas, a reacercarte a Dios. Te llevarás una sorpresa, créeme.

Un saludazo y que te bendiga a ti también.

Marta Salazar dijo...

Kike, lo de las relaciones sexuales, de dónde lo sacaste? Sls!

Gi dijo...

Cuaresma! ni siquiera me acordaba de eso!!
hace mil años que dejé mi vida activa de catolicismo!!
ahora solo paso por la iglesia
porque me queda en el camino al paradero!!

Saludos!

Carina dijo...

Gracias por tus oraciones, yo también rese por ti,

vieras lo lindo que fue, y lo bien que lo pase, si hubiece preferido haberme quedado ahi por más tiempo,

después que salí me entere de cada cosa, que me abrio los ojos, y que no hay nada mejor que estar con Dios...


gracias...

adiosines

Kike dijo...

Marta:

Pues, en realidad, debo confesar que de mi imaginación. O, más bien, debo decir, de mi conciencia. Es un poco por seguir el espíritu del precepto, ¿vio? Yo, si fuera casado, no estaría tranquilo un viernes santo reduciendo mi comida a un tercio y evitando comer carne en honor de nuestro Señor... y luego haciendo el amor con mi esposa.

En fin, de cualquier modo, te copio lo que dice el Codex Iuiris Canonici al respecto:

«1250 En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma.

»1251 Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

[...]

»1253 La Conferencia Episcopal puede determinar con más detalle el modo de observar el ayuno y la abstinencia, así como sustituirlos en todo o en parte por otras formas de penitencia, sobre todo por obras de caridad y prácticas de piedad».

Esto último de sustituir el ayuno y la abstinencia por otras prácticas es interesante, y es el punto de enlace que utilizo para decir que parte del espíritu de la norma tiene que ver con las privaciones en general. La Conferencia Episcopal Peruana, por ejemplo, según acuerdo de enero de 1985, y conforme a las normas complementarias al Código de Derecho Canónico, aprobadas por la Santa Sede, dictaminó que el ayuno y la abstinencia pueden ser reemplazados por:

- Prácticas de piedad (por ejemplo, lectura de la Sagrada Escritura, misa, rezo del rosario).
- Mortificaciones corporales concretas.
- Abstención de bebidas alcohólicas, tabaco, espectáculos.
- Limosna según las propias posibilidades. Obras de caridad, etc.

Como ves, el espíritu está ahí.

Pero para responder tu pregunta con todo rigor: de ningún lado.

Kike dijo...

Gi:

Rebienvenida. ¡Vi que tu hijita actualizó su blog! ¡Bien ahí! Me encanta su blog.

Y sobre lo de la iglesia de camino al paradero... ¡hija, aunque sea entra un día, ¿no?!

Kike dijo...

Carina:

Oh... ¿de qué cosas te habrás enterado? Ganó el Bayern Munich y acabó la telenovela que veíamos con mi familia... fuera de eso, no sé nada del mundo.

Qué alegría saber que te fue bien. Me alegro muchísimo. Y dices verdad en lo que dices.

Marta Salazar dijo...

Gracias Kike,

no olvides que no se puede poner más preceptos a las personas que los que senala la Iglesia

y, como bien dice el CIC (mira también el Catecismo siempre, te lo dice una abogado, je je) los preceptos, las obligaciones, lo que nos pide la Iglesia ese día, son los que se establece allí y no más,

de manera que lo de abstenerse de las relaciones sexuales puede ser algo que los cónyuges estipulen de común acuerdo como sacrificio,

pero, de ninguna manera es un precepto de la Iglesia para el miércoles de ceniza.

Esto hay que dejarlo muy en claro, para no llevar a imprecisiones que se pueden convertir en errores doctrinarios graves.

Saludos!!!

Kike dijo...

Tienes mucha razón, Marta. Debí hacer la aclaración: la abstinencia en cuanto evitación (resulta que sí existe esta palabra) de comer carne el miércoles de ceniza, sí es un precepto canónico; la abstinencia en cuanto privarse de tener relaciones sexuales no lo es. Que luego los esposos quieran, de mutuo acuerdo, exigirse un poquito más ese día y sintonizar con el espíritu penitencial y abstenerse de teneras es cosa suya. Pero no es precepto, tienes razón.

Saludazos y mil gracias por la aclaración.

Raquel dijo...

Paseo por tu blog de nuevo... gracias por ayudarme a sintonizar este tiempo de cuaresma.
Un fuerte abrazo, Raquel.

Kike dijo...

¡Caramba, señorita! Es usted rebienvenida. Hace tiempo que no pasaba por aquí. Ya me preguntaba que era de su vida (hablo en serio).

Espero verla más seguido. Vuelva para invitarle limonada y galletitas.

Y sobre lo de ayudarla a sintonizar: esa era la idea.

Saludazos.