sábado, 10 de febrero de 2007

Terquedad

He llegado a una conclusión: en las escuelas donde forman a las personas que trabajarán en servicio de atención al cliente de hecho que tienen un muñequito de tela con lentes que me representa, y que segurito está lleno de alfileres.  (Más bien, en estos días deben de haberme puesto un par adicional en la cabeza y en el estómago, porque desde que me enfermé el miércoles no ha parado de dolerme la cabeza hasta ahora).
 
Digo eso por esto, por esto y por esto. Y por esto también:
 
---¿Aló, buenas noches? Bienvenido a Obtuso.* Mi nombre es Fulanita de Tal. ¿Me da su nombre por favor?
 
¡Squiiiissshh!, ¡squiiiiiiiissshh!...
 
---Sí, hola. Me llamo Enrique G...
 
...¡squiiiissshh!, ¡squiiiiiiiissshh!...
 
---...ehhh, ¿sabes? ---seguí a duras penas---, creo que hay una interferencia en la línea. Casi no puedo oírte.
 
...¡squiiiissshh!, ¡squiiiiiiiissshh!...
 
---Sí, señor. ¿Cuál es su consulta?
 
¿Perdón? No importa: paciencia y buen humor.
 
---Sí, pasa que...
 
...¡squiiiissshh!, ¡squiiiiiiiissshh!...
 
---...hay una interferencia en la línea, Fulanita. No puedo...
 
...¡squiiiissshh!, ¡squiiiiiiiissshh!...
 
---...oírte bien.
 
Se hace una pausa. Una pausa pero no un silencio, porque por todos lados había squish squish.
 
---Sí, señor, ¿cuál es su consulta?
 
Vaya... bien perseverante  la chica.
 
---Sí, ocurre que ---hasta lo dije con dulzura, lo puedo asegurar por lo que más quieran--- hay una interferencia... Mira, no te puedo oír bien.
 
...¡squiiiissshh!, ¡squiiiiiiiissshh!...
 
Otra pausa. Con squish, por supuesto.
 
Pero paciencia. Hay que tratar bien a la gente.
 
---Ehh... ¿aló? ---pregunté inocentemente.
---Señor, ¿me va a decir cuál es su consulta?
 
Correcto. Toda paciencia tiene un límite.
 
---¡NO TE VOY A DECIR NADA! ¡¡TE ESTOY DICIENDO HACE RATO QUE HAY UNA INTERFERENCIA EN LA LÍNEA QUE NO ME DEJA OÍRTE!! ¡¿ESTOY HABLANDO CASTELLANO O QUÉ?!
---Ehhh... un momentito, señor. ¿Me permite un momento para poder verificar en el sistema qué puede estar ocurriendo?
---Sí, por supuesto, Fulanita ---dije con mi mejor sonrisa. 
 
¿Apostamos sobre lo del muñequito? Ya me empiezo a preocupar...
 
Fuera de bromas, admirable la terquedad de la chica. Admirable pero insufrible. Pero admirable, de todos modos. Un amigo solía decir que tenemos que ser "tercamente perseverantes". La terquedad, bien encauzada, es algo que podemos poner a nuestro favor para alcanzar objetivos en la vida, sobre todo, el gran objetivo, el único que vale la pena: ser santos.
 
 
(*) ¡Por supuesto que no pondré el verdadero nombre de la empresa de telefonía celular a la que llamé! ¡Hombre!, ¿qué me creen? El objetivo de este blog no es dejar mal paradas ante la opinión pública a algunas empresas (servicio que no necesitan, dicho sea de paso). Le puse, sí, un nombre equis, que oooobviamente no tiene nada que ver con el verdadero.

42 comentarios:

Checha dijo...

Yo que usted dejo de perseguir empresas...

Kike dijo...

Que yo no las persigoooo...

¿Nunca se le malogró el celular, señorita Checha? Espero que no, o que al menos su empresa no sea como la mía, je, je... En fin, aun así fuere, podrá practicar la paciencia y el buen humor., Ya ve que para mí es un ejercicio fantástico.

Gigi dijo...

Creo que a todos nos pasa eso. Las llamaditas son para llorar.
No hay derechos señores!!
Salu2

Kike dijo...

Fectivamente: ¡no hay derecho!

Pero sería lindo aprender a ser tercos para el bien, eso sí.

DäNg€®rOu§ WOMän dijo...

jaja sabes que me ha pasado lo mismo hace unos meses, tb la muy estúpida me decía que no me entendía hasta que pude gritar tan fuerte que hasta su jefe me escuchó.

Felizmente ya me cambiaron el aparato.
(telefónico claro está.)

Besote grande!
Dw

Kike dijo...

¿Hasta su jefe? Señorita DW, usted sí que asusta.

Es bacán tener fuerza interior: con ella se puede hacer mucho para alcanzar lo que dije en este post.

Imberbe_Muchacho dijo...

pero no entendi el motivo de tu queja, facil cuelgas y vuelves a llamar, o queris que arreglen la interferencia por telefono?

no te pases tampoco pes!

Pau dijo...

Que molestas son ese tipo de llamadas!! Aunque a veces es necesario ser un "poquito" tercos...

Un abrazo!

Kike dijo...

Imberbe:

Lo segundo, lo segundo: quería que me dijeran o que la interferencia era de mi teléfono o del de ellos. Que me trataran bien, ¿vio? Pero la chica no dijo ni pío. Digo, cortesía elemental...

Énigüei, al final fue interesante, porque al menos sirvió para post, ¿no?

Kike dijo...

Pau:

¡Hey! Bienvenida, bienvenida. Y la bienvenida es doble: bienvenida de EE. AA. UU. y bienvenida al blog.

Y, sí, toda la razón: un poquito tercos con algunas cosas.

Vuelva cuando quiera, que hay limonada y galletitas.

jcasaspe dijo...

Tambien tu pues kikito!!! que te pones en el mismo plan!!! jajajajaja algo cargado quizas por esta mala racha con la atencion al cliente....

lo peor es cuando llamamos para comunicarnos con un "ejecutivo de atencion al cliente"...y te tienen 20 min esperando....con su musiquita.... y lamentablemente contamos con el mismo proveedor telefonico..... creo q cambiare a la española... ademas recibo una "presion" para pasarme a rpm...si sabes a lo q me refiero jajajaja

NeoNativa dijo...

om omm oommmm
1,2,3....respiracion lenta y pausada, sabiduria zen mi querido amigo....jajaja

Yo que vos antes de levantar el telefono hago unos ejercicios de yoga...ommm

Kike dijo...

Jcasaspe:

Oye, qué te puedo decir : ¡es que me estaban cobrando doble por cada mensaje de texto! Dicen que ya me lo arreglaron, pero ¿ya viste? Ya me asustaron los lectores de este coso. Dicen que me la agarré con estas empresas y todo, y ahora me da miedo comprobar si ya me arreglaron el problema, porque estoy seguro de que no (me prometieron devolverme el saldo y eso no ha ocurrido), y tengo miedo de que si estoy en lo cierto, tendré que llamar nuevamente para reclamar... y ahí sí que puede pasar cualquier cosa, je, je...

¡Oye, no te pases a RPM, pues! (que después te cuento qué significa ;-) ¡No nos abandones a los humildes usuarios de Obtuso!

Kike dijo...

Neo:

¡Ja, ja, ja! ¡Me has hecho reír! Sí, pues, habrá que aplicar mi "zabiduría sen". Con eso te digo cuánto sé del asunto ;-)

Saludazos.

Ecazes dijo...

Kike, lo tuyo es un llamado...
Es la vocación, hombre!

Carina dijo...

mm.. se me hace que eres de esos tipos bastante tercos.. si, pues siempre insistes e insistes, aun recuerdo tu post, en el que llamabas para reclamar por tu cable....

jjaja, tienes mala suerte con los servicios publicos o es que tu te esmeras en encontrarles los problemas o simplemente te da mil vueltas en la cabeza y no paras hasta encontrar respuesta...

terquedad???... creo que tambien es tu palabra... jijijiji


besos

a lo mejor si te relajas el dolor pasa!!! ;)

Kike dijo...

Elena:

¡Ja, ja, ja! ¿Estaré llamado en serio a enfrentarme al poder opresor de los asistentes de servicio al cliente? ¡Atrás, atrás, chancho burgués! ¡Ja, ja, ja!

Kike dijo...

Carina:

Hey, ya no eres Isabel... ya dije, cuidado con la esquizo... (y usted es psicóloga, además, ¡eh! A propósito, a ver: ¡psiconanalízame! ¡Ja, ja, ja! Sé que odias eso, lo leí).

Ojalá que fuera terco con lo que tengo que serlo. Inconforme: eso sí soy.

Saludazos.

the petite amie dijo...

A mi me pasa lo mismo coleguita

,no hay amabilidad caray!

no pueden tratar asi a Kike ya?

jej

salu2

pdta: gracias por las galletitas del otro dia ,estaban ricas

la proxima yo te invitare galletitas cuando visites mi blog XD

Carina dijo...

Kike: te invito a hacer una critica respecto a un texto que subi en mi blog, es sobre un diccionario del lenguaje masculino... me interesa saber ue piensan ustedes respecto a lo que los autores describieron...

sii la esquizo.. solo pasaba por un transe respecto a mi identidad.. solucionado eso si!.. jajaja..

saludos

Kike dijo...

Petite:

¡Gracias por defenderme, colega! ¿Ya ve? Profesores unidos, peor que Sutep.

Pero yendo al fondo de la cuestión, lo que vale es la perseverancia.

De nada por las galletas :-)

Saludazos.

Kike dijo...

Carina:

Ya hice la crítica. Sin hígado, ¡claro!

Qué bueno que ya solucionó sus problemas de identidad. Así cuando en un servicio telefónico de atención al cliente le digan: "Identifíquese", no tendrá problemas.

Carmen dijo...

Creo que ya se pasaron la voz..."Kike el quejoso"...me parece bien, hay que reclamar cuando algo esta mal, por justicia y por solidaridad con otras personas para que no les pase lo mismo.

Kike dijo...

Con aquello de "me parece bien" (pasarse la voz), "solidaridad con otras personas" y "que no les pase lo mismo" ¿te refieres a los pobres ejecutivos de atención al cliente maltratados por mí? (je, je...).

P. S. Te respondí tus otros comentarios.

Carmen dijo...

Yo lo digo por tí...me parece valeroso que te quejes..esta bien.
Ya leí las respuestas a los comentarios, estoy craneando que constestarte. (eso de la naturaleza de las pruebas me mato, estas mejor que las monjas de mi cole)

Saludos,

Pd:Oe, pensandolo bien, deberías tenerle un poquito más de paciencia a los ejecutivos de atención al cliente...es su trabajo...(convencerte de que no fastidies)...pero es su trabajo, ponte en su lugar...yo sigo pensando que lo mejor es mandar una carta de queja al Comercio.

Kike dijo...

¡Ja, ja, ja!: "oe", Carmen, ¿qué no se nota que soy el rey de la paciencia? ¡Ja, ja, ja!

Nah, en realidad no lo soy. Además, la paciencia es algo bien distinto, que tiene que ver con la tristeza, y no con la furia. Luego te explico.

Y, sí, debo tener más tranquilidad con ellos. Reconozco. ¡Pero también que algunos se pasan!

Y sí, contesta lo que quieras... ¡pero contesta! ¡Ja, ja, ja! (repito que prefiero un mail privado, para no convertir el blog en un foro, como le pasó a cierto señor; pero dale, como quieras).

Danita dijo...

¡RECLAMADORES DEL MUNDO, UNÍOS!
Debemos reclamar siempre, aunque luego no se llegue a nada, yo vivo fuera de Perú hace tiempo y en este país (España) la gente reclama, reclama hasta el final. Si voy a una tienda a devolver algo no tengo que dar explicaciones, en las letras pequeñas pone si no está satisfecho con su compra, puede devolverla y así se cumple. Hace poco por varios cortes de eléctricidad por las tormentas y por ello se me estropeó el teléfono inalámbrico... hice un reclamo a la compañía eléctrica para que me lo paguen o reparen y así fue, se han dado casos que se han estropeado neveras y han devuelto hasta la compra de alimentos que tenía dentro (aparte del electrodoméstico). Poco a poco con nuestro "granito de arena" podemos hacer de TODO funcione mejor, que nos vendan productos de mayor calidad, y las cosas que paguemos (móviles, gas, eléctricidad, agua, satélite...) funcionen tan perfecto como lo venden con sus promociones. Saludos cordiales.

Waiting for Godot dijo...

La verdad es que uno tiene una paciencia con la gente!!!
:)

Kike dijo...

Danita:

Je, je, se nota que vives hace tiempo en la Madre Patria: pone, estropeó, nevera, saludos cordiales... ¡Ja, ja, ja!

Pero no me malinterpretes: me río contigo y no de ti. Es lógico que cuando uno pase un tiempo en algún lado, el modo de hablar se le pegue. A algunos más, a otros, menos (yo soy de los que más). Es bueno, además, que en el entorno en el que te muevas seas connatural. Solo que causa un poquitín de gracia cuando el contexto se trastoca. ¡Y habemos algunos más predispuestos que otros a tener trastocados los contextos, ja, ja, ja! Hablo de mí, por si acaso, que una vez pasé dos días con un argentino y su familia, y hasta ahora no se me quita, por ejemplo, lo cual por aquí queda bien gracioso.

Respecto a lo otro, sí, la idea es perseverar, que de eso se trata el post.

Kike dijo...

WFG:

No lo dices por mí, ciertamente, que quedó bien capcioso tu comentario, je, je...

La cosa es perseverar, eso sí.

Zegim dijo...

Yo sigo sorprendido que a pesar de todas las penurias que has pasado con el servicio al cliente aun tengas paciencia para intentar con ellos de nuevo.
Eso sí es perseverancia de la que no es terca, o que el muñeco vudú no tiene aún los suficientes alfileres.

Anónimo dijo...

Estimado Quiquillo te vas a convertir en un viejo renegón. Pero la verdad es que pasan muchas cosas injustas, las empresas y nosotros viajamos a un ritmo muy acelerado y sin darnos cuenta atropellamos (en el caso de las empresas es más evidente). Por nuestro lado (me refiero a nosotros como personas) es evidente la pérdida de la conciencia de quiénes tenemos frente a nosotros,ya sea cara a cara, ya sea por teléfono. Nos volvemos autómatas o simplemente queremos evitar la fatiga, cuando la persona que recurre a nosotros espera ayuda (o mucho màs que eso)... Esa es una oportunidad para la Caridad. Podemos olvidarnos un momento de las aventuras con la empresa tal o la empresa cual, y queda la enseñanza que en todo momento podemos y debemos hacer el bien.
Saludos
M.

the petite amie dijo...

hola coleguita lindo!

feliz dia!

oyeee te he pasado una meme :p

check my blog

beotes toi full por eso no preparé las galletitas ,pero te prometo que cuando terminé mis trabajos te `prepararé un monton ok?

besotes

Danita dijo...

JAJAJAJA, Qué va! no me molesta en absoluto, mis amigos también me dicen lo mismo y es que es verdad, no tengo trato con mis paisanos, no porque no quiera sino por las circunstancias, en mi trabajo somos como 60 y soy la única peruana, en mi calle lo mismo, mi chico también es de aquí, sólo cuando me veo con mi familia ”hablamos en peruano” je, je, je. Saluditos y ¡A reclamar!

Kike dijo...

Zegim:

No puedo creerlo: el hermano Zegim estuvo a punto de decirme virtuoso, ¡ja, ja, ja! Bueno fuera, hermano. El tema es que tuve necesidad de llamarlos, que no ganas. En realidad, odio llamar a esos números (¿se nota?). Era necesidad purita. Sin embargo, la necesidad hace las virtudes también, ¿no?

Kike dijo...

M.

Oe, qué es eso de "viejo renegón". Modera tu lenguaje o te parto el cráneo con mi bastón, ¡ja, ja, ja!

Bueno, ya fuera de bromas, dices bien: todo es oportunidad para la caridad.

Kike dijo...

Petite:

Así que las galletas, ¿no? Palabras, palabras, je, je...

Uy, un meme. Pucha, yo para eso de las memes... Es que soy muy tímido, che... je, je... Ya te cuento por privado en cuanto tenga mis galletas.

Kike dijo...

Danita:

¡A reclamar, a reclamar, que el mundo se va a acabar! ¡Ja, ja, ja!

milanta dijo...

Kike, mi estimado amigo, mejor no hubira sigo que cuelgues y vuelvas a llamar jeje. Te veo algo paranóico. Y bueno no pidas a estos pobres lo que no pueden dar ni lo que está fuera de su libreto en su atención al "cliente", porque si nos traran com personas sería otro el cantar! xD

Kike dijo...

Sí, pues, no pedirle peras al olmo, ¿no? Je.

Un abrazo, Milanta.

David Cotos dijo...

Oe tío obvio que a todos nos ha pasado "eso" con "esa empresa". Saludos.

Kike dijo...

Sí, pues: aquí el que no tiene de inga ni de mandinga, tiene de Telef... (no voy a decir cuál es). ¡Ja, ja, ja!

Saludazos, tío, yo no se olvide de responderme el emilio que le mandé.